Especiales

Corrupción mató física y moralmente al pueblo

** Empresarios guardaron silencio cómplice ante irregularidades ** Pacto sepultó la endeble institucionalidad y abortó el desarrollo democrático ** La gran mayoría de los nicaragüenses pasaron de pobres a pobres extremos, según datos estadísticos del PNUD

— ELOISA IBARRA —

Durante la administración del presidente Arnoldo Alemán Lacayo, Nicaragua acrecentó su rápido descenso para ocupar el “cimero” lugar 118 en el Indice de Desarrollo Humano (IDH), para convertirse en uno de los países más pobres del planeta.;


Esto según el informe de Desarrollo Humano de 2002 del Programa de las Naciones Unidas (PNUD), muy a pesar que en ese período el país recibió 2,490.4 millones de dólares en concepto de préstamos y donaciones de los organismos multilaterales y bilaterales, con un promedio de 498.2 millones de dólares anuales, de acuerdo con datos del Ministerio de Relaciones Exteriores.;


Alemán llegó a la Presidencia de la República como candidato del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), respaldado al interior del país por la empresa privada y la iglesia católica, con un discurso antisandinista que logró opacar los antecedentes de irregularidades cometidas durante su gestión como alcalde de la capital, Managua, y teniendo pendiente en ese momento (1996-1997) dos procesos penales: por fraude y delito electoral. ;


Para el empresario Manuel Ignacio Lacayo, uno de los errores de la empresa privada fue creer que porque Alemán había sido del Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) y Bolańos (su vicepresidente), también iban a pensar con una mentalidad cosepista, pero no fue así. “Un error fue guardar silencio ante las irregularidades”.;


Desde el primer ańo de su gobierno Alemán olvidó sus promesas de campańa y nombró en los cargos claves a miembros del PLC, con quienes inició en unos casos, y desarrolló en otros, relaciones comerciales y de socios, donde los bienes del Estado no se distinguían de los propios. ;


Los “clientes” del erario público;


** Así, encontramos que Byron Jerez Solís -socio de Alemán y a la vez tesorero del partido-, fue nombrado director general de Ingresos, lugar de donde salió por presión de la comunidad internacional al presidente Alemán, después de una resolución de la Contraloría por desviación de fondos estatales para beneficio personal. ;


** Noel Ramírez Sánchez, presidente del Banco Central de Nicaragua (BCN) durante toda la administración Alemán. A raíz de su salida, informes del BCN indican que se benefició con salarios y bono a la excelencia que casi alcanzaron dos millones de dólares en cinco ańos.;


** Esteban Duquestrada, ministro de Hacienda y Crédito Público durante los cinco ańos de gobierno. Se encuentra prófugo de la justicia; fue el funcionario con mayor número de responsabilidades civiles y ha sido acusado por la Procuraduría General de la República (PGR) en casi todos los casos de corrupción que hasta ahora han venido conociendo las autoridades.;


** Jorge Solís Farias, a quien Alemán nombró en la Empresa Nicaragüense de Telecomunicaciones y Petronic, para triangular fondos que posteriormente alimentaban las cuentas de las sociedades anónimas creadas por el ahora exmandatario y Jerez, con sus familiares y testaferros.;


** Francisco Cifuentes, ex director de la Cementera. Una de las pocas empresas rentables del Estado que fue dada en arriendo por ańos, lo que casi equivale haberla privatizado, en un proceso viciado que la Contraloría denunció de nulidad.;


** José Marenco Cardenal, pariente político de Alemán, nombrado primero director de la Empresa Nicaragüense de Alimentos Básicos (Enabas) y director de la CORNAP, de donde Alemán alimentaba sus cuentas propias. ;
;
** Eduardo Mena, director del Instituto de Desarrollo Rural (IDR). Dicha institución fue utilizada por Alemán y su círculo de favoritos para llevar progreso a sus nuevas propiedades adquiridas a precios de “guate mojado” a cooperativas que se encontraban endeudadas producto de la crisis agrícola.;


** Donald Spencer, a quien nombró como presidente de la Junta Directiva del BANIC, que fue saqueado para luego capitalizarlo y venderlo en privatización cuya declaración de nulidad no prosperó por la complicidad de magistrados afines a Alemán en la Corte Suprema de Justicia.;


A la vez, desde 1997 Alemán dio los primeros pasos para materializar un pacto con el opositor Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) que culminó con las reformas constitucionales, cuyo resultado fue la repartición de cuotas de poder en las principales instituciones y sepultaron la poca institucionalidad existente.;


Medios de información vs. Mandatario;


El 10 de enero del 2002 Alemán salió de la Presidencia convertido en millonario a la sombra del poder, mientras dejaba el país sumido en una de las más severas crisis institucional, política, económica, social y moral de la historia.;


Al asumir como alcalde de Managua en 1900, Alemán declaró un patrimonio de 26,118.54 dólares y al dejar el cargo en 1995 para ir de candidato presidencial, declaró 309,992.21 dólares; pero el 10 de enero, cuando asume la Presidencia, su patrimonio suma 993,015.00 dólares, y al dejar la silla presidencial declara un poco más de un millón de dólares, excluyendo su verdadera fortuna que se calcula en 250 millones de dólares.;


Además, en su haber también portaba el rechazo generalizado de la población que lo llevó al poder, debido a los seńalamientos de corrupción que fueron expuestos en la palestra pública por los medios de información, que jugaron un rol decisivo.;


De cierta forma, la población encontró en los medios de información la respuesta que no le dieron las instituciones atrapadas en el partidismo provocado por el pacto y sectores de gran influencia económica y política, como el COSEP, que sea acomodaron para mantener su statu quo.;


Por la naturaleza propia del presidente, que presentó una cabeza del Ejecutivo de forma atropellada con los medios -acusaciones gratuitas, tergiversaciones de la realidad e imputaciones falsas-, éstos tuvieron que enfrentarse en una de las más difíciles relaciones con un mandatorio, afirma el doctor Danilo Aguirre Solís, director fundador de END.;


A juicio de Aguirre -jurista, veterano periodista, político y exdiputado—, lo más importante de los medios de información en estos ańos es que volvieron a ser lo que fueron antes de 1979 y por eso es que mucha gente vio la caída de Alemán en la Asamblea Nacional, el pasado 19 de septiembre, como la segunda y definitiva caída del somocismo, porque la relación de los medios con Alemán fue muy parecida a la que tuvieron con Somoza.;


LOS MEDIOS EMPUJARON A BOLAŃOS;


Obviamente lo anterior, guardando las distancias en cuanto a que los medios no se enfrentaron a la cárcel y la tortura, pero sí enfrentaron a un gobierno sumamente hostil que llevaba adelante una serie de acciones que despertaban la reacción del pueblo, sus organizaciones y los medios de información.;


La similitud más clara, dice Aguirre, es que en el somocismo las instituciones del país existían formalmente, pero no representaban al pueblo; entonces la únicas instituciones fueron la Iglesia, que significaba un mensaje sibilino, entre que atacaba o no. En cambio, los medios eran el canal en donde la población descargaba todas sus denuncias por las violaciones a sus derechos personales, civiles y políticos y denuncias de corrupción.;


Pero no existía la proliferación de medios contra la corrupción, como hoy, porque eran pocos los que tenían la valentía de exponer la vida y lo hizo especialmente La Prensa, que se enfrentó a Somoza, al ver que las instituciones no funcionaban por estar bajo el control del somocismo, expresa Aguirre al proseguir con la comparación.;


Durante la administración de Alemán la gente se empezó a sentir igual que en tiempos del somocismo, sobre todo después del pacto, cuando las instituciones quedaron bien caracterizadas por representación partidaria que las convirtió en cuerpos colegiados de los partidos políticos.;


El poco respeto que podía existir a las instituciones desapareció y la gente, agrega Aguirre, volcó sus denuncias a los medios de información y eso hizo que los medios independientes y con capacidad de crítica las sacaran como noticia y satisfacción de servirle a la ciudadanía que encontraba su cauce por donde protestar.;


Eso provocó, a criterio del experimentado periodista, que los medios tuvieran un enfrentamiento a muerte con el gobierno y, a estas alturas, todo lo que ha hecho la Procuraduría y la Fiscalía no hubiera podido realizarse si los medios no hubieran proporcionado todas las denuncias y creado el estado de opinión pública para rechazar la corrupción y apoyar al gobierno en ese aspecto.;


“De no haber sido por el rol de los medios, no estuviéramos donde estamos porque las denuncias habrían quedado soterradas en el pasado. El gobierno actual tuvo que reaccionar por dos cosas: que Alemán al final extremó el saqueo al erario, redujo el presupuesto, a excepción de la Asamblea donde se atrincheraría, como lo hizo”, afirma Aguirre.;


El considera que a Bolańos le ayudó a tomar la decisión de impulsar la lucha contra la corrupción los medios de información, porque estaba de por medio el gran papel que habían jugado e iban y están jugando. Sin el respaldo de los medios de información, aún en las circunstancias que Alemán dejó a Bolańos, éste la habría pensado dos veces.;


;
El Cosep no representa el gran capital;


Pero otros sectores no tuvieron igual comportamiento frente a las arbitrariedades de la administración Alemán. El empresario Manuel Ignacio Lacayo reconoce que el COSEP fue ineficiente y nunca presentó propuestas concretas, debido esencialmente a que no representa al verdadero capital de Nicaragua, que lo constituyen las economías sometidas, los buhoneros y la gente del mercado que de verdad mueve el comercio en el país.;


El COSEP, agrega, veló por un proteccionismo para mantener el statu quo y fueron factores que poco a poco la sociedad civil observó, y por esa sencilla razón de peso no obtuvieron el respaldo popular, porque no permitieron la entrada de esta gente del mercado.;


El hecho de que un día dicen que están a favor de las normativas de la canasta básica y al día siguiente las desconocen, indica que están velando por sus propios intereses y no por los del país.;


Del dicho al hecho dicen aportemos, dice Lacayo, agregando que por otro lado se ve que a esta gente le otorgaron concesiones que sólo son para la industria turística -enormes distorsiones en la ley-; medidas proteccionistas, por ejemplo de la industria azucarera, que es buena para ese gremio, pero se le quita la oportunidad al pequeńo productor que se quiere dedicar a la venta de jalea, confites. Negocios que existían antes, pero debido a que ahora el azúcar en Nicaragua es la más alta de Centroamérica, esta gente no puede producir.;


El hecho de que no se dedique más énfasis a las escuelas técnicas para salir del trabajo de la maquila a uno más técnico, es otro problema al que no le han dado la atención debida.;


EL SILENCIO DE LOS EMPRESARIOS;


La industrias pequeńas, afirmó, nunca fueron tomadas en cuenta y siempre los pleitos eran para que bajaran los impuestos, la electricidad, pero nada en concreto. Inclusive, cuando la ley tributaria, fue hasta el final que le dieron importancia, no insistieron en estar involucrados y analizar, por ejemplo, cómo se hacían las privatizaciones y a quién.;


El silencio del COSEP, sostiene, los ahogó al tener además una mentalidad antisandinista total. No se preocuparon por los agricultores, nunca presentaron propuestas sólidas porque actuaron de forma individualista. ;


De ahí, expresa, que el Estado no debería de haber realizado privatizaciones sin pasar por un análisis, aunque habían presiones del FMI y el Banco Mundial, pero el pueblo no sabe en qué precio ni de qué forma se vendieron los activos que tenían, porque las juntas directivas eran figurativas, claramente las empresas que compraron les interesaba adquirir barato y recuperar el dinero lo más rápido posible.;


“El resultado ha sido el incremento exagerado de los cobros de manera arbitraria, porque no le hacen caso a las normativas de ENEL como rector que debería controlar y se ve que no han invertido en pro de tarifas más económicas. En Argentina han protestado contra la misma Unión Fenosa que llegó con una mentalidad de conquista, pagan con espejos y vidrios, como los antepasados y se llevan todo”, dice Lacayo.;


;
Detrás de las cifras se esconde la realidad;


Implementar proyectos sociales con fondos externos no tuvieron el impacto suficiente para bajar los índices de pobreza, aunque, según Mauricio Gómez Lacayo -viceministro secretario de la Secretaría de Relaciones Económicas del Ministerio de Relaciones Exteriores-, el 30 por ciento de la cooperación se destinó al sector social, 23 por ciento al productivo y 24 por ciento a infraestructura; y sólo un 17 por ciento al sector financiero y 6 por ciento para otros sectores, como el apoyo al fortalecimiento institucional.;


Un 56 por ciento de los fondos externos consistieron en donaciones no reembolsables y un 44 por ciento en préstamos. Según el funcionario ha existido un enfoque asistencialista, que promueve la dependencia de la cooperación externa, sin atender la parte de crecimiento. ;


Gómez trató de justificar el porqué la administración pasada decidió destinar fondos de la cooperación internacional, por ejemplo, para la construcción de Casa Presidencial y del edificio de la Cancillería, algo que fue severamente criticado por organismos de la sociedad civil que aún consideran debieron utilizarse en proyectos sociales.;


El funcionario aclaró que fue el gobierno quien decidió construir esos edificios y para eso solicitó los fondos y puso la contrapartida. Sin embargo, hay que recordar que en algún momento Alemán dijo que se trataba de una decisión de los donantes. Gómez dijo que el 75 por ciento de las obras de progreso son financiadas con recursos externos y si tienen que hacer mejoras es con eso.;


Reconoció que los gastos administrativos y la tasa de retorno por estudios y asesorías no fue muy adecuado y no permitió que la ayuda llegara más a los sectores necesitados. Desmintió que en el pasado existiera una obligación por parte de los organismos internacionales para trabajar con determinados funcionarios y montos de salario. “El país tiene libertad de decidir cómo se debe distribuir y en ese aspecto hay que trabajar mucho”.;


Y es que durante la administración de Alemán, precisamente el encargado del proyecto de reducción de la pobreza devengaba un “jugoso” salario de 25 mil dólares.;


Según Gómez, no existieron mayores quejas por manejo inadecuado de recursos, pero los organismos internacionales tienen preocupación alrededor de que los recursos son fungibles y al final todo forma parte de un balance macroeconómico global. Entonces si hubo males manejos con los fondos propios, afecta todo el balance al que ellos están contribuyendo para el desarrollo del país. ;


EL DINERO ENTRABA POR UNA PUERTA Y SALIA POR OTRA

;


El mal manejo con fondos públicos se refleja claramente en las 191 resoluciones -entre presunciones de responsabilidad penal y responsabilidades civiles-, que la Contraloría General de la República estableció entre 1997 y septiembre del 2002, según datos oficiales de la institución fiscalizadora.;


Aunque aún no hay seńalamientos sobre malos manejos directos en los proyectos financiados con fondos internacionales, todo indica que parte del dinero entraba por una puerta y salía por otra, partiendo que la Contraloría estableció presunciones de responsabilidad penal por 82,199,080.82 córdobas entre 1997 y el 2002 y 10,090,889.10 dólares por el mismo concepto en dicho período.;


De igual forma la Contraloría estableció 149,323,115.99 córdobas en responsabilidades civiles y la cantidad de 3, 528,764.04 dólares. De todos los casos, sólo en dos de ellos el presidente de la República cumplió con destituir a los funcionarios. Uno fue el caso de Jerez por presiones de la comunidad internacional en 1999.;


Los funcionarios afectados por las 191 resoluciones recurrieron de amparo en 120 casos, o sea que 71 no lo hicieron, sobre todo en sumas de dinero bajas y de empleados de menor nivel. Estos datos los obtuvimos al cruzar los datos oficiales de la Contraloría con los de la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia, que tramita dichos recursos.;


La Sala Constitucional, controlada desde 1997 hasta julio pasado por magistrados liberales afines a Alemán, se convirtió en uno de los principales obstáculos para combatir la corrupción y así encontramos que de los 120 recursos de amparo, se han pronunciado en 66 casos: declarando sin lugar 22, desiertos 22, improcedente seis, desistidos tres y con lugar 13, según datos estadísticos de la Sala.;


La Sala Constitucional tiene pendiente de resolver 56 recursos de amparo contra resoluciones de la Contraloría que fueron interpuestos en los ańos 1999, 2000, 2001 y 2002. Esto sirvió en muchos casos como excusa del Ejecutivo para no cumplir con las sanciones establecidas, ni cobrar las glosas por dinero desviado de los fines establecidos.;


Aparte de lo anterior, la Procuraduría de la República sostiene que la administración anterior desvió 100 millones de dólares y ya se encuentran en proceso de establecer los detalles pertinentes.;


DANZA DE MILLONES;


De igual manera, según auditoría de la Corporación Nacional de Administración Pública (CORNAP), esta institución transfirió nueve millones de dólares a la presidencia de la República, que se presume fueron desviados al círculo Alemán. A eso hay que sumar los 10 millones de dólares que en concepto de doble salario recibían los ministros, vice ministros, Presidente y Vicepresidente del anterior gobierno.;


A esto hay que sumarle los millones en concepto de exoneraciones de impuestos a funcionarios públicos, para compra de vehículos de lujo y hasta menaje de casa y equipos de construcción. En el ańo 2000 ascendieron a 369 millones de córdobas y en el 2001, (ańo electoral) a 800 millones. También hay que agregar los 500 millones de dólares en pérdidas por las quiebras bancarias, esto último equivale al 53 por ciento del presupuesto del 2001.;


Con todo ese dinero se podría haber duplicado el presupuesto de Salud y Educación durante los cinco ańos de administración, tomando como punto de partida el 2001 en que fueron de 2,800 millones en Educación y 1,899 en Salud.;


Pero mientras las instituciones no cumplían con sus funciones, los medios de información publicaron día a día las denuncias de corrupción que provenían de la sociedad civil, organizaciones y funcionarios públicos que se escondían en el anonimato para mantener su trabajo. ;


Dado el alto índice de corrupción gubernamental, las desigualdades se incrementaron. Mientras el salario mínimo se mantiene en 600 córdobas, siendo el precio de la canasta básica superior a los 1,600 córdobas, según los estimados más conservadores del gobierno, Nicaragua tiene uno de los salarios más altos a nivel de funcionarios públicos, con un mínimo de tres mil dólares para cargos de directores. ;


La gran mayoría de los nicaragüenses pasaron de pobres a pobres extremos, según datos estadísticos del Informe de Desarrollo Humano del Programa de las Naciones Unidas (PNUD), que revelan que el 60 por ciento de los nicaragüenses se encuentran en pobreza y pobreza extrema, mientras un diez por ciento tiene en sus manos el 70 por cierto de la riqueza del país.;


El economista y director del CINASE, Sergio Santamaría, afirma que la inversión en el país solo ha sido posible por el ahorro externo, (donaciones y préstamos externos) porque el interno ha sido negativo desde hace más de una década.;


LOS ERRORES MAS GRAVES;


Explicó que el gasto entre el sector del gobierno y social creció en una tasa más que proporcional al Producto Interno Bruto (PIB), o sea que se dedicaron más recursos hacia la inversión social. Indica que lo anterior está ligado a que todos los proyectos del BID con el FISE, por ejemplo, eran sociales, salud, educación y los que otros organismos eran atados al sector social.;


El problema de la administración, indica, no fue con la ayuda externa, sino con el presupuesto porque la ayuda venía atada, pero le daba mayor libertad en la utilización de fondos nacionales.;


Para Santamaría, los errores más graves en lo económico durante la administración pasada, estuvo en manejo de la política monetaria y cambiaria, por ejemplo, la deuda vía CENIS; a raíz, del Mitch hubo una adecuación de tasa de encaje, tratando de liberar recursos del sistema financiero para que atendieran la demanda de la recaudación.;


Esa liberación de recursos endeudó más al Banco Central, con los mismos recursos que había liberado, algo que no le costaba nada porque era parte de la política de encaje, ahora le tocaba entre 15 y 18 por ciento de control financiero y eso incidió en el endeudamiento interno y las pérdidas del Banco Central. Se mezcló un poco la parte dolosa con el manejo de la política monetaria y cambiaria.;


Otro problema es que los programas con el fondo actúan por el lado de la demanda; es decir, por la contención del gasto público y se actúa sobre la demanda contrayendo la inversión, el país no puede exportar. Por ejemplo, se tiene el rendimiento del café de 1926.;


La misma inversión pública y privada no ha garantizado el aumento de la productividad. Santamaría considera que el gobierno no aprovechó el proceso de privatización, por ejemplo porque vendió Enitel a un precio muy bajo, sin ninguna justificación real, pues no hay un aumento verdadero de la cobertura.;


Por ejemplo INISER. Se ha demostrado que las aseguradoras privadas en los siete ańos de operar no tienen una mayor cantera de INISER, porque pese a los escándalos y las transferencias sigue ocupando el primer lugar en cobertura. Eso demuestra que esos mitos que se venden no son reales, porque no hay verdadera competencia. Santamaría considera que sólo ha pasado del monopolio público al privado.;


BAJISIMO NIVEL DE VIDA;


Nicaragua no satisface las necesidades alimenticias de su población, cuyo consumo depende de las importaciones de arroz, 33 por ciento; 17.6 frijoles; aceite comestible, 58.7; y leche, 15 por ciento, según el índice de desarrollo humano del 2000.;


La promesa de Alemán de volver a convertir el país en el granero de Centroamérica quedó como un triste recuerdo de esperanza entre los productores, a quienes castigó quitándoles casi todos los beneficios para incentivar la producción. Cabe seńalar que en 1999, de cada 100 trabajadores 42 estaban ocupados en la agricultura y un alto porcentaje de ellos quedó desempleado con la crisis del café y la falta de una política de diversificación agrícola.;


El 20 por ciento de la población rural no tiene acceso a los servicios de salud. El número de casos de dengue aumentó de 73 a 432 de 1994 a 1998. También han resurgido el cólera y la tuberculosis con 720 casos por cada 100 mil habitantes. Un cuarto de los nińos menores de cinco ańos padece de desnutrición crónica.;


En Educación, la matrícula de primaria deja por fuera a más del 20 por ciento de los nińos en edad escolar; en secundaria sólo está matriculado uno de cada seis jóvenes urbanos y uno de cada diez en el sector rural, mientras en la educación terciaria 12 de cada cien jóvenes van a la universidad. ;


El analfabetismo afecta al 10 por ciento de las personas mayores de diez ańos en Managua, pero a más del 30 por ciento en el interior y el Atlántico. Son analfabetas 12 de cada cien habitantes urbanos y 33 de cada cien habitantes rurales, según el informe de Desarrollo Humano del ańo 2,000.;


El doctor Juan Bautista Arríen -representante de Nicaragua en la UNESCO y director del Instituto de Educación de la UCA-, en el tema de la educación debe tomarse en cuenta que el sistema es abierto; o sea, que tiene influencia en la sociedad y recibe influencia de ésta, por lo cual habrá que considerar que algunas de las causas de desvalorización de comportamientos éticos se visualizan en el comportamiento escolar.;


LA PREEMINENCIA DE LOS ANTIVALORES;


La mayoría se debe a que la sociedad como tal entra en la escuela a través de los hábitos que lleva del ámbito familiar; es decir, la inserción de la problemática social que se hace presente en la escuela a través de lo que llevan los actores educativos.;


Arríen cree que hay un cambio de valores hacia la preeminencia de tener como normales determinados anti valores, el aspecto cultural de ya acostumbrarse a convivir con la corrupción, el robo, la poca transparencia, las trampas, el cómo se consiguen los cargos.;


Todo eso hace familiar que la gente roba, hay corrupción y no pasa nada, porque se considera normal. Entonces, no es extrańo que en la escuela el alumno copie, presenta la tarea de otro como propia y tal vez saca buena nota. Mientras alguien que le dice a la maestra no he estudiado, lo castigan. Existe la tendencia de aceptar un anti valor.;


“Eso es bastante preocupante y me refiero a que hay un cambio de valores. Ha habido una ruptura con los valores, un trastocamiento del comportamiento psicológico-social. En ese sentido ha habido un deterioro, además de cambios donde prevalece más lo que es antivalor por el valor.;


Creo que no está bien orientada la formación humanística, filosófica, cívica, social y sicológica. Todo el conjunto de materia que gira alrededor del valor y dignidad de la persona humana no están bien organizados”, sostiene Arríen.;


El filósofo y analista político, Alejandro Serrano Caldera, considera que cuando se sufre una crisis tan profunda como la de Nicaragua, el dańo repercute en diferentes escenarios y sectores, pero existe un dańo más difícil de contabilizarlo y medirlo con escala aritméticamente, que es el moral, la pérdida de credibilidad en lo que constituye un país, que es un conjunto de valores y principios.;


El dańo está ligado a la pérdida de credibilidad, se deja de creer en sus principios, en sus valores, en sus dirigentes, instituciones, política, en los políticos. Nicaragua, dice Serrano, ahora consciente o inconscientemente y más allá de las personas y de los hechos individuales está en un vacío que debe de alguna manera intentarse llenar de una forma adecuada y ahí la cultura y la educación tienen un valor propio.;


CRISIS MONOTEMATICA;


El primer síntoma de un problema moral en términos de colectividad es el reduccionismo, pero estos hechos han causado un dańo muy fuerte y es necesario recuperar valores, afirma Serrano.;


Por ejemplo, la gente siente que falta algo cuando no hay un escándalo cotidiano; se siente como que el país se ha paralizado, porque la sociedad está viviendo de sus crisis y de sus escándalos. La sicología colectiva de alguna manera se ve afectada por esto y de alguna forma se pierde el interés en otro tipo de manifestaciones del espíritu humano, y no quiere decir que se deba dejar de lado la lucha contra la corrupción o los procesos iniciados que son una medida de saneamiento.;


Pero la crisis se ha transformado en un asunto monotemático, ya no se habla ni espera solo el escándalo y de forma inconsciente se sacrifica otra serie de valores de sociedad. No es que se invente o se fabrique, pero el desafío moral es como a la vez que se siguen los procesos, que son necesarios, la vida sigue su ritmo normal.