Ellas

Los errores de la vida


Sayali Baca

“Errar es de humanos”, es la típica frase que oímos y decimos cada vez que hacemos algo que consideramos un error, pero no todos somos capaces de reconocer un error y aprender algo nuevo.
Para dar un paso limpio, reflexivo y sano para el resto de nuestras vidas, es importante que todas como madre, ama de casa, hijas y profesionales, miremos por un instante al pasado, para resolver aquel hecho que consideramos que fue un error, pero que nunca fuimos capaces de reconocerlo por no ver que al igual que los demás, también cometemos errores.
Según la doctora Josefina Murillo Vargas, Psicóloga del Hospital Metropolitano Vivian Pellas, sostiene que “lo que nosotros miramos como un error, es posible que no lo sea para otro, cada quien ve el error desde su propia perspectiva, según su conveniencia y concepto sobre el mismo”.

¿Qué es un error?
Es aquella acción que ocurre de forma silenciosa, simple y hasta grave, y que muchas veces se comete de forma consciente e inconscientemente y, que depende en gran medida del concepto que tengás.
“Los errores son una problemática que cada una de nosotras tenemos en el día a día dentro del núcleo familiar, social, laboral y, ¿por qué no? de pareja”, dijo la doctora.
“Los errores siempre existen y los cometemos todas las personas sin distinción de color, raza, sexo, credo religioso o político, puesto que errar es de humanos, común y normal, porque perfecto sólo Dios, especificó.
“Nadie está exento de los errores ya sea para bien o para mal dentro de su plano de vida”, agregó Murillo.
“Quien no reconoce un error por muy simple que parezca, es posible que éste se transforme en algo grave si no es reconocido a tiempo y conscientemente, dado que todos los errores se pagan, tienen un costo cuando no son vistos y analizados con antelación y es demasiado tarde”, especificó la psicóloga.
“Tanto hombres y mujeres cometen errores de todo tipo, como el no promover la comunicación ya sea para el bien de las relaciones de pareja, familiar o laboral, el no devolver una llamada a una amistad que significa mucho para nuestras vidas, esto podría decirse que forma parte de un error sencillo, como aquel que no trasciende o afecta tu vida diaria”, detalló la especialista.
Existen algunos errores que transcienden al plano del diario vivir de manera directa e indirectamente, pero que se ve en diferentes niveles y van en dependencia de nuestra óptica.
Por ejemplo, si salimos embarazadas y no tenemos una pareja estable, hay quienes nos dirán que fue un error y habrá otros que nos felicitarán”, adujo. “Cada quien clasifica a su manera”, advirtió.
“Es importante que a la hora de cometer un error, logremos aceptarlo y tengamos la respuesta para enmendarlo, porque éste no se debe ver como algo extraordinario del cual no podemos salir, basta con tener suficiente valor, fuerzas y agallas para el reconocimiento”, añadió.

Algunas estrategias clave para el reconocimiento del error:
* Enmendar con humildad siempre, con grandeza de pedir disculpas pero de esas que salen del corazón, que se sienta, y no por obligación, porque la falsedad se puede ver por los ojos, suspiro y ambiente.
* El reconocimiento de un tropezón o error dentro del transcurso de nuestra vida, nos hará sentir mejor, dar mejores pasos a la hora de hablar y transitar, pensando mejor las cosa dos veces.
* Siempre se le debe buscar el lado bueno a los errores y aprender de ellos, muchas veces éstos nos transmiten lecciones.
* Se debe tener tacto y mucha delicadeza a la hora de resolver un error con otra persona; siempre debes tratar como te gusta que te traten, el respeto debe predominar.