Ellas

Un nuevo amor Otra oportunidad


Sayali Baca

Hay mujeres que después de una relación larga de matrimonio o vida en pareja, con hijos o sin ellos optan por la soltería el resto de sus vidas, pero no precisamente porque así lo decidieron de forma consciente y firme, sino por las presiones sociales, a las que muchas mujeres se someten y que no permiten darse un chance para el amor.
Estar preparada para vivir nuevamente una nueva historia romántica es cuestión de tiempo y por supuesto de estar clara hacia dónde quiere ir, para no cometer los errores de la anterior relación y poder rehacer un trocito de la vida personal e íntima. Es importante que la mujer que desee darse la oportunidad de conocer un nuevo amor, esté completamente segura de sí misma y de sus planes futuros, luego de haber hecho una revisión clara y exhaustiva de lo que fue su relación anterior, por ejemplo “en qué fallé y en qué fui asertiva”, según explica Chepita Rivera Ruiz, Master en Psicología Clínica.
Además, que una mujer tenga o haya tenido una buena separación, bajo el marco de responsabilidad y respeto compartido, es un indicador que abona para que estas personas rehagan su vida con otras parejas, sin miedo al qué dirán o señalamientos prejuiciosos, continúa la experta. “Las separaciones deben ser vistas como una oportunidad para rehacer nuestras vidas”, señaló.

¿Cómo hacerle frente a la presión social?
Autodefiniendo nuestros planes de vida hacia el futuro o replanteando nuestra situación actual con firmeza, seguridad y sobre todo con la confianza de
reconocer que nos merecemos una nueva oportunidad, resaltó.
“La presión social suele darse de muchas maneras y por eso siempre recomiendo que prestemos atención a lo que nos dicen algunas personas.
Si bien es cierto hay quienes emiten mensajes llenos de frustraciones y negativos que no alientan para nada rehacer nuestras vidas, también hay quienes aconsejan correctamente y son éstas a las que debemos escuchar”, aconsejó la especialista.
“Es mejor estar sola que mal acompañada”, es una frase que suelen decirnos algunas personas, quienes posiblemente no tuvieron éxito en su relación anterior o al momento de su separación.
La oportunidad de un nuevo amor en nuestras vidas debe ser por una decisión personal.
No es cierto que todos los hombres son iguales, que muchos de ellos tienen algunas fallas con el rol machista no es motivo para generalizar. “El punto medular de toda relación nueva es no permitirnos cometer los mismos errores”, agregó.
Que las críticas destructivas de quienes señalan o juzgan no sea un impedimento para dar pauta al amor que se siente por otra persona.
Antes de empezar una nueva relación de pareja debemos enfocar nuestra escucha y atención en preguntas básicas: ¿Realmente este es el hombre que yo merezco? ¿Me merezco ser feliz? ¿Realmente esta nueva pareja es lo mejor que yo merezco?