Ellas

Reciclemos en casa


Sayali Baca

Reciclar en el hogar es muy fácil. Todo es asunto de hábitos, los cuales deben crearse paulatinamente para involucrar a todos los miembros del hogar.
Es importante que a través del reciclaje las familias unan esfuerzos para contribuir con la disminución del impacto ambiental que vive el planeta Tierra.
La licenciada Fátima Ochoa, Directora de vida estudiantil de la UCC, dice que es importante que “las familias nicaragüenses empiecen a sensibilizarse con el tema del reciclaje, que es el principal reto que como universidad tienen”, tomando en cuenta que la creatividad y la conciencia son vitales.
Se debe tener claro que la separación de la basura es sólo el inicio del proceso del reciclaje que transforma los desperdicios en nuevos materiales que pueden ser reutilizados o vendidos como un producto nuevo para el hogar, agregó Ochoa.

Consejos prácticos
* Separe la basura en bolsas distintas o cestos. Divídalos entre orgánicos e inorgánicos, teniendo en cuenta que los orgánicos, son todos los residuos que tienden a descomponerse en menos tiempo, como los alimentos, hojas de árboles, es decir todo lo que provenga de los seres vivos. Lo inorgánico es todo lo contrario, son todos los que tienen que ver con los plásticos, latas, vidrios, metales, papeles, etc.
* El reciclaje de este último puede generar un ingreso extra en el hogar, ya sea por la venta de los mismos o por la reutilización de estos desechos con ideas creativas, expresó la experta.
* El papel debe ser separado según el tipo de material, por ejemplo periódicos, revistas, hojas de colores, archivos, etc.
* Evite tirar el aceite usado en el vertedero, dado que éste contamina gran cantidad de litros de aguas, además se puede vender si es depositado en un recipiente, para que puedan hacer jabones.
* Si tiene una prenda de vestir que ya no utilice, puede regalarla a otra persona que le dé buen uso o bien puede transformarla en una prenda nueva según su imaginación.
* Se pueden producir arreglos decorativos dentro del hogar, como lámparas, floreros, cuadros, máscaras, tarjetas, etc. Los utensilios serán tapas de gaseosas, papeles, aluminios.
Es importante crear una cultura en los niños pequeños sobre la importancia del reciclaje, con el ánimo de que ellos vayan incorporándolo dentro de sus hábitos diarios.
Entre las ventajas que se pueden obtener del proceso de reciclaje está la conservación y ahorro de energía, materias primas y recursos naturales, así como la disminución del volumen de residuos.
Además, un buen uso de la basura orgánica es la incorporación de éstos como fertilizantes. Una buena idea es crear depósitos, cavando huecos y enterrando la basura, al cabo de tres meses se convertirán en un útil fertilizante para la tierra y los desechos habrán desaparecido.