Ellas

Mujeres ¡Vivan sin miedo!


Sayali Baca

Climaterio, menopausia, son palabras a las que las mujeres suelen temer. Supone el fin de un ciclo en la vida de la mujer, y el inicio de otro que no tiene porqué provocar miedo. ¡Es cuestión de informarse! Eso sí, es importante cuidar la salud.
Todas las mujeres tienen contada la vida útil de sus ovarios. Es entonces cuando empiezan aparecer los términos climaterio y la menopausia. Eso lejos de infundir miedo debe poner en estado de alerta a la mujer, pues significa que su cuerpo enfrenta cambios que deben ser seguidos de cerca por especialistas de la salud, específicamente un ginecólogo que le acompañe en el fin de su fase productiva.
A propósito de la conmemoración del Día Mundial de la Menopausia, celebrado el pasado 18 de octubre, es de vital importancia tener claro en qué consiste este ciclo, cuál es su relación con el cáncer, qué medidas se deben tomar en cuenta y sobre todo, cuáles son los síntomas más frecuentes que advierten su presencia.
El climaterio marca el antes y el después de la menopausia, se presenta entre los 45 y 50 años de edad. La menopausia se conoce como el fin del ciclo menstrual o fase reproductiva de la mujer.
Todas las mujeres en esta etapa deben tener que incluir a sus rutinas de vida, visitas periódicas ginecológicas, ya que por medio de los chequeos de rutina, el especialista podría detectar cualquier problema de salud a tiempo, principalmente enfermedades como el cáncer de mamás y de útero, advierte la doctora Greta Solís, especialista en Climaterio y Menopausia del programa “Vive sin Temor”.
La edad es determinante para la aparición de los síntomas de la menopausia, según un estudio sobre el tema realizado a nivel centroamericano, ésta suele presentarse entre los 45 y 46 años de edad.
Los problemas cardiovasculares deben ser también seguidos de cerca en esta etapa de vida de la mujer, ya que son las enfermedades que llevan a muchas a la muerte hoy día según datos revelados por la doctora Solís.

El principio de la menopausia
Una mujer puede considerarse menopáusica cuando el período menstrual se suspende por un año. “Con el fin de la etapa reproductiva de la mujer las posibilidades de padecer cáncer de mama aumentan tres veces en comparación con mujeres de otras edades”, resaltó la doctora aclarando que “la menopausia no agiliza el padecimiento de cáncer, por sólo el hecho de ser mujer hay un factor de riesgo de padecerlo, los años sólo suman riesgo”.
Las personas relacionan el tema de la menopausia con el cáncer, sin saber a ciencia cierta los efectos reales de este proceso femenino. La doctora Solís considera que eso tiene sus orígenes en la desinformación que además revela que las mujeres no están visitando a su médico con la periodicidad debida.

Climaterio, menopausia y sus síntomas
Los síntomas más frecuentes en las mujeres que entran en la etapa del climaterio son: calores intensos, sudoración, aumento de peso, dolores, musculares, irritabilidad, tensión, dolores articulares, períodos menstruales irregulares, cambios en el deseo sexual y resequedad en la piel.
Los síntomas de la menopausia son tan diferentes en cada mujer. Cada una experimenta los síntomas de modo distinto e incluso el tiempo de duración de la etapa es variable, “hay quienes sufren con la llegada de ésta y otras no la sienten pasar”, argumenta la doctora Solís.
La lección de todo esto afirma la experta es reconocer lo importante que es perder el miedo a esta etapa que supone para la mujer nuevas experiencias de vida. Es vital acudir al médico y nunca dejar de hacerlo alegando que no tiene confianza o que siente vergüenza, tampoco se excuse en falta de dinero para costear los chequeos y aleje de su mente el viejo mito de que los tratamientos son dañinos para el cuerpo ¡cuídese!

Recomendaciones
* Todas las mujeres pasados los 45 años de edad deben hacerse chequeos ginecológicos al menos anualmente, sobre todo cuando se entra en la etapa del climaterio.
* Es importante hacerse mamografías para detectar precozmente el cáncer de seno.
* Las mujeres que tenga antecedentes familiares de cáncer de mamás, no deben dejar de hacerse el autoexamen y sobre todo visitar al médico.