Ellas

Naturalmente hermosa


Sayali Baca

Lucir natural, saludable y sobre todo bella no tiene por qué ser económicamente inaccesible. Sólo tenemos que ponernos en manos de la naturaleza. Plantas, frutas y verduras son verdaderas fuentes de belleza y lo mejor: a bajo costo.
Es tiempo de decir adiós a los químicos y aprovechar los recursos que podemos encontrar en el jardín  o en el refrigerador. La gran ventaja es que los productos naturales nunca fallan.
Popularmente se dice que la belleza cuesta, pero la excepción a la regla la encontramos en la medicina natural, una opción accesible y módica para el bolsillo, sobre todo porque en Nicaragua existe una gran variedad de flores, frutas y verduras tropicales que ayudan en gran medida a la salud y la estética de la mujer. “Si hay salud hay belleza”, afirmó la  doctora Miriam González, especialista en Fototerapia, del Instituto Médico Oriental, Iesmo.
La experta explicó que la Fototerapia es la utilización de las plantas con una finalidad terapéutica. Sirven para proveer vitalidad, energía y belleza al cuerpo. Claro, todo tiene que realizarse con una guía especializada, pues en la naturaleza también existen plantas que generan resultados negativos cuando no se hace buen uso de ellas.
Es primordial que todas las mujeres antes de hacerse un tratamiento de belleza, principalmente en la piel del rostro, deben identificar su tipo de cutis: graso, reseco o mixto. Eso permitirá determinar el tratamiento. “Las frutas y verduras tienen funciones específicas según la piel”, agregó al respecto la especialista.

Recomendaciones
para el cutis graso
Necesitan exfoliantes de limpieza para remover las células muertas y esos puntos negros que dañan la textura lisa de la piel del rostro, debido a la cantidad de grasa acumulada. ¡Aquí unas recomendaciones!
T El uso de la arcilla es ideal para exfoliar el cutis, absorbe tanto las células muertas como los puntos negros, ésta debe aplicarse sobre el rostro limpio y seco y dejar actuar hasta que tense la cara, para luego retirarla. La arcilla de color verde es ideal para combatir esas impurezas de la piel por sus compuestos ricos en minerales.
T La papaya es una fruta tropical que contiene enzimas que al aplicarse sobre el rostro también trabaja removiendo las células muertas al igual que la arcilla.
T El tomate sirve como astringente natural por su rico contenido en vitamina “C”. Se corta en pequeños trozos y se maja. El tomate puede ser mezclado con avena para aprovechar esa frescura que ayuda a remover y tonificar la piel.
T El yogurt natural es perfecto para el cuido del cutis graso, ya que contiene bacterias, las cuales al hacer contacto con la piel del rostro ayuda a descomponer todas las células muertas provocadas por el exceso de grasa y a la vez sirve como exfoliante natural. 

El cutis seco
El cuido o tratamiento de la belleza que requiere este tipo de cutis, debe ser basado en una hidratación rica en vitaminas y minerales.
T La ingesta de agua debe ser primordial para mantener una piel fresca y libre de resequedad.
T El aloe vera o sábila es rico en vitaminas “A” y “E” y tiene un alto contenido de agua que ayuda con la hidratación del cutis y resto de la piel. El proceso para extraer el contenido de la sábila es: se corta una matita, se le hace una abertura en medio y luego se saca la parte transparente gelatinosa.
T La avena granulada mezclada con miel sirve para limpiar  y nutrir el rostro reseco.
T El pepino tiene una función real que nutre las áreas cerca del ojo, las llamadas “bolsas” que se forman en esa zona. ¡No es un mito el uso del pepino sobre los ojos!

Cutis mixto
Las pieles mixtas son una combinación de la piel grasosa y reseca. La grasa suele acumularse en la nariz, mentón y frente comúnmente, por lo tanto el tratamiento debe ser distinto a las demás.
T El banano triturado o majado revitaliza el cutis y es bueno para todo tipo de piel.
T Las partes del cutis donde más se tenga grasa o secas deben ser tratadas por aparte siguiendo las indicaciones de cada una de éstas.
T La zanahoria rayada con aloe vera sirve como filtro solar sobre el cutis, además ayuda a dar un buen bronceado, puede ser utilizado por todo tipo de piel.
Hay varios tipos de mascarillas que se pueden hacer a base de plantas, frutas y verduras como exfoliantes, humectantes, revitalizantes y destoxicantes. Estos últimos se pueden hacer con té verde pasado por agua tibia para bajar esas bolsas que se forman debajo de los ojos, producto muchas veces, de la retención de líquido, aseguró González.

Recomendaciones
T Para que las mascarillas tengan mayor efectividad, es preferible que se apliquen por la noche.
T Los productos naturales que vamos a utilizar sobre el rostro se deben preparar en recipientes de vidrios, nunca de plástico ni metálicos, eso evita la oxidación de los mismos.
T Las mascarillas se pueden aplicar por un tiempo de 5 a 10 minutos.
T El maquillaje debe ser retirado del rostro todas las noches antes de ir a dormir.
T Hay que tomar suficiente agua durante el día.

Créditos
El Instituto de Medicina Oriental (IESMO), ubicado de la Clínica Don Bosco 1c al sur. Teléfono: 22530344.
Modelo: Serli Vanessa Fonseca Galo.