Ellas

¿No tienes tiempo para nada?


Cuando tenía 23 años salí con un chico que después de conocerlo por un mes le aseguré: “no tengo tiempo para una relación, estoy muy ocupada.  Aceptó mi decisión, pero antes de irse me dijo desilusionado: “María, cuando alguien desea verdaderamente algo, siempre encuentra el tiempo”.
Sus palabras eran ciertas. ¡En esta vida hay tiempo para todo! Cuando decimos: “no tengo tiempo” es realmente un pretexto. Lo que sucede es que vivimos desorganizados. De hecho, se ha comprobado que las personas más ocupadas son las que precisamente les sobra más tiempo, esto se debe a que saben hacer buen uso de sus horas. Entonces, ¿Qué hacer para que las horas te rindan?
1 Haz una lista de tareas: Antes de acostarte escribe de todas las cosas que tienes que hacer al próximo día (en orden de importancia). Cuando te levantes, empieza con la primera y no hagas más nada hasta que hayas completado esa. Aunque suene tan sencillo, este hábito es el más importante para organizarte.   
2Aprende a delegar: Aunque quieras ser como la “mujer maravilla” tú no puedes hacerlo todo. En la casa delega cosas a tu esposo e hijos; y en el trabajo hazlo con quienes se suponen estén allí para colaborar contigo. Y para las perfeccionistas, que no permiten que nadie toque sus cosas, mientras no dejes que te ayuden estarás atrasada todo el tiempo.
3 Planea y pon todos tus compromisos en agenda: Si esperas a tener tiempo para hacer ejercicios, arreglar tu garaje, recoger tu clóset, organizar una caja de fotos que tienes guardada por años, jamás lo vas a hacer, pues mil cosas se impondrán en tu camino cada vez que quieras empezar, pero si marcas la fecha en tu calendario de cuándo lo vas a hacer, ¡ya estás comprometida!
4Apunta todo lo que haces: Según anotas adónde va a parar cada centavo de tu cuenta bancaria, vas a conseguir una libretita y durante tres días vas a apuntar todas tus actividades y el tiempo que consumiste en cada una de ellas. Al final de este experimento te vas a sorprender de todas las horas que desperdicias haciendo cosas improductivas, como estar visitando Facebook y Twitter todo el tiempo o cotorreando con una amiga.
5 Aprende a decir NO: Sin darte cuenta, hay gente que roba tu tiempo, como la amiga que te llama por teléfono siempre para contarte sus problemas o la vecina que se pasa pidiéndote favores. Pon tus necesidades siempre primero, a menos que sea una emergencia.
Organízate y verás que además de cumplir con tus tareas, ¡hasta te sobrará tiempo libre para disfrutar!