Ellas

Eliminemos la grasa localizada en el cuerpo


Primeramente es conveniente aclarar que la grasa desde el punto de vista energético es de vital importancia para nuestro organismo, sólo que debe estar en la cantidad adecuada para servir a los procesos metabólicos.
Desde el mundo de fisiología del ejercicio y el entrenamiento, la grasa es una fuente energética por lo que su cantidad dentro del organismo es básica para producir rendimiento en las actividades donde predomina la cualidad física (resistencia), y para actividades aeróbicas (trotar, caminar, nadar, pedalear, etc.).
Es decir, la grasa entrega su energía para los ejercicios y se puede gastar calorías mediante el aeróbico, pero nunca podrá decidir voluntariamente cuál área del cuerpo debe ser gastada de manera específica para disminuir algún volumen que se encuentre estéticamente aumentado por el exceso de alimento.
¿Cómo es posible “quemar” grasa localizada en un músculo específico o área del cuerpo determinada si ésta entrega su energía de manera heterogénea, a través del sistema de producción de energía de tipo aeróbico?
Un cinturón, aparatos de electroestimulación o electromagnéticos, pueden producir tono muscular localizado (fuerza). Es una forma de hacer ejercicios y sus resultados son estéticamente válidos, en la medida que la grasa esté baja en el cuerpo. También es comúnmente usado como método de rehabilitación en lesiones.
Lo anterior permite concluir que el músculo con un entrenamiento específico puede tener cambios localizados, pero la grasa no se puede gastar localizadamente con ejercicios, sólo puedo tonificar el área y disminuirla en la globalidad a través de una dieta balanceada, 60% del resultado final; ejercicios generales orgánicos, 40% del resultado final, y el 10% restante es producto del gasto en ejercicio de tipo anaeróbico.

Sólo queda afirmar:
La grasa se almacena heterogéneamente y es utilizada de la misma manera, de acuerdo a la disposición genética de cada persona, los métodos que aparentan ser rápidos y fáciles normalmente tienen que ser complementados con otras variables para que el resultado final sea efectivo.