Ellas

Exfóliate de manera sencilla


Cuidar la piel no tiene por qué ser complicado y costoso, una exfoliación puede tomar tan sólo unos minutos y darte múltiples beneficios. La piel es una de nuestras principales cartas de presentación, muestra la mejor.
Mantener la piel saludable no implica realizar grandes inversiones en tratamientos faciales o corporales. Un método de cuidado básico es la exfoliación suave con esponjas, el cual sin invertir mayor tiempo, se puede realizar durante el baño diario con un masaje suave y circular que implica múltiples beneficios como tener una piel suave y tersa, con mejor circulación sanguínea además de liberación de células muertas”, de acuerdo con la doctora Adriana Valencia, miembro del Colegio Mexicano de Dermatología Pediátrica.

Las esponjas una excelente opción
Las esponjas limpian, cuidan y exfolian la piel, activando la circulación sanguínea para crear un efecto relajante y purificador.
Existen en el mercado las que poseen características ergonómicas, y de calidad superior por sus cualidades antibacteriales que ayudan a que el baño sea más higiénico, revitalizante y placentero.
La piel es diferente en cada zona del cuerpo y existen tipos de piel como la delicada, seca, mixta o grasa; por ello, existen esponjas con diferentes características y diferentes niveles de exfoliación. Están las que son suaves, revitalizantes, para spa, energizantes y exfoliantes.
Además de los beneficios directos a la piel, la exfoliación por medio de esponjas, ayuda a reducir la tensión muscular causada por factores ambientales como la contaminación y el estrés, creando un efecto relajante y purificador.
Las esponjas pueden ser usadas diariamente y se tendrá efectos revitalizantes y placenteros, haciéndote sentir bien.

Soloellas.com