Ellas

Apueste por un look más fresco


Apenas va maquillada. Sólo lleva una hidratante mezclada con cuatro gotas de base de maquillaje, para que la piel se vea bien brillante y un poco de corrector de textura ligera del mismo color de la piel para cubrir las mínimas imperfecciones de la piel.
Para sellar este corrector y quitar los brillos de donde no favorecen, un ligerísimo golpe de polvos transparentes sin color, con una brocha gruesa, de esta manera el polvo traslúcido queda más difuminado y natural.
A la hora de conseguir una piel fresca y ligera es muy importante que se transparente su piel y no pierda el ligero brillo satinado de la piel natural, si aplicáramos mucha cantidad de polvo este sutil brillo desaparecería.
Este efecto es muy favorecedor y quedará siempre genial en cualquier maquillaje, siempre y cuando la piel sea fina y bonita.
Los ojos tampoco llevan demasiado maquillaje, sólo el necesario para dar expresividad a la mirada y una luz que le ilumina el párpado fijo y arco de la ceja.
Con un pincel plano se aplica en el párpado móvil del ojo una sombra marrón oscura y se va difuminando desde la línea de pestaña hasta llegar a la cuenca del ojo.
Ahora para reforzar la línea de pestañas, la técnica consiste en dibujar la línea muy pegada a las pestañas con un pincel biselado y sombra en polvo negra y difuminarla por el párpado hacia arriba. A continuación, con una sombra beige dorada, dé toques de luz: en el centro del párpado móvil, en el lagrimal y en la piel de debajo de las pestañas inferiores.
La máscara, en este caso sólo se aplica en las pestañas superiores, de la raíz a la punta, de manera que queden bien peinadas y definidas, eliminando con un espiral limpio cualquier posible “grumo” y dándoles la forma deseada. Las pestañas inferiores sólo se peinan.
En las mejillas, puede aplicar colorete marrón rosado en crema, aplíquelo directamente con los dedos sobre los pómulos y difuminado hacia la oreja y el punto de luz del pómulo.
Puede resaltar los puntos de luz muy suavemente, con un producto también en crema para que la piel no pierda esa textura natural, difuminando el iluminador con el colorete en crema, sin que se vea ningún corte.
En la boca puede dar un toque de color caramelo que queda muy favorecedor, para que quede un look más fresco y a la vez “casual”. No se perfile los labios, aplique directamente el brillo con la ayuda de un pincel, juegue con la naturalidad de todo el maquillaje, y consiga un llamativo efecto de hidratación. Esto se obtiene con un brillo de labios de color cereza y acabado brillante, “aunque dura menos, el efecto que buscamos de labios transparentes y atractivos se logra mejor con un brillo de este tipo, que no tiene mucho pigmento de color.

Tuimagenpersonal.com