Ellas

La carrera de mis sueños


Actualmente estoy trabajando en una universidad de mucho prestigio en nuestro país. Laborar allí me ha permitido conocer los gustos y preferencias de los jóvenes, sobre todo la carencia que muchos pasan al venirse a estudiar a la capital.
Aunque la mayoría de estudiantes de Secundaria manifiestan su interés por las diferentes carreras, he notado que algunos no tienen claramente definido qué quieren estudiar. A varios les pregunté cuáles eran los motivos por los cuales decidieron estudiar su carrera y, según dicen, en muchos casos se decidieron por cumplir una tradición familiar o bien porque el nombre de la carrera les sonaba bonito.
Observar este tipo de problemas me llevó a buscar un especialista, quien nos comenta sobre la importancia de escoger bien la carrera.
Según el psicólogo, Guillermo Pérez, la carrera profesional es para toda la vida, de ahí viene la gran importancia de escoger aquella que no sólo te guste, sino también aquella con la que se desarrollen mejor tus habilidades. Una carrera que no solamente te haga feliz sino también con la que te sientas bien.
Cuando los padres imponen
Esto es bien complejo de hecho quieran o no, los padres siempre influyen. Ahora bien, ellos deben estar claros que a los hijos es bueno orientarlos, pero no imponerles; sobre todo en este tipo de decisiones.
La madurez del joven también es determinarte, pues muchos deciden explorar por su cuenta y conocer más de cerca la carrera; sin embargo, para aquellos que no lo hacen, Pérez recomienda involucrarse e informarse más.
Para la Lic. Elena Taleno Psicóloga de la Unica, la orientación vocacional es primordial para los jóvenes. En dicha universidad, actualmente están realizando talleres para orientar al joven en su futuro profesional. Según Taleno Ahora no sólo basta con hacer un test vocacional, se debe ir más allá y es por ello que queremos orientar mejor al joven con un taller que lo empape de la carrera de su preferencia, de esta forma también se evita la deserción estudiantil, concluyó.
Recuerdo que cuando decidí estudiar Comunicación Social, mi padre siempre me decía que con esta carrera me moriría de hambre; sin embargo nunca me la prohibió, decidió respetar mi decisión. Hoy se lo agradezco porque no me veo haciendo otra cosa fuera del periodismo. He decidido expandir mis conocimientos e incorporarlo en las diferentes áreas de mi trabajo y seguir capacitándome para cumplir con las exigencias del mercado laboral.

Para sugerencias y comentarios pueden escribirme a ardonize@hotmail.com o bien a sandraardon@cablenet.com.ni