Ellas

Los malos sentimientos producen celulitis


Así como la alegría y el placer contribuyen a fortalecer el organismo, la depresión, el rencor y los malos sentimientos en general benefician la disminución de respuesta del sistema inmunológico.
“Las relaciones entre el humor y la salud de las personas son investigadas por la psico neuro inmunología, que es una rama relativamente nueva de la medicina, pero que arroja respuestas evidenciables ya que la asociación entre el humor y la buena salud es innegable”, comenta el neurólogo español Bautista Sánchez Prado.
Más allá de la herencia y los malos hábitos alimenticios, uno de los males femeninos por excelencia, la celulitis, se produce como consecuencia de cuadros de estrés complejo y crónico que revelan ansiedad, nerviosismo, mal humor y todos los sentimientos negativos generados como el rencor y la ira, que se manifiestan en el organismo.
“Esto se ocasiona porque el sistema inmunológico se ve debilitado y el factor hormonal o vascular que puede estar incidiendo se agiliza y desencadena la aparición de un síntoma.
La celulitis es uno de los procesos en donde más se evidencia este estrés del cuerpo. Se evidencia un rápido desequilibrio que favorece ampliamente la aparición de celulitis”, explica el flebólogo argentino Francisco Rábena.
Los estados de ánimo influyen positiva o negativamente. “Cada vez son más las mujeres que consultan por este problema y que estudiando a cada una de ellas en particular se comprueba que el mayor problema que tienen es el estrés emocional.
Cuando les comento a las pacientes que el estrés, la ansiedad, la depresión y el mal humor alteran el metabolismo, afectan la microcirculación y contribuyen a la formación de celulitis no lo creen del todo y continúan con un ritmo de vida inapropiado porque no toman verdadera conciencia de la gravedad del tema”, comenta el especialista argentino.
Según varios estudios, la celulitis afecta al 95% de las mujeres y tiene mayor incidencia en aquellas con determinada labilidad emotiva, que presentan con facilidad crisis de angustia o tendencia a la depresión.
“El estrés es determinante en la propagación del proceso ya que la ansiedad, los nervios, la ira o el rencor incrementan la producción de hormonas y por lo tanto, la fragilidad capilar y el acopio de toxinas en los tejidos.
Más allá del factor genético y hormonal preponderante en la mujer, si se evitan los malos sentimientos, ayudaría mucho a contrarrestar su avance”, expresa Rábena.
El buen equilibrio emocional es una de las claves para mantener el cuerpo en forma.
Un desorden contribuirá a una mala alimentación, afectará la circulación sanguínea y el círculo vicioso que se genere facilitará la aparición de la celulitis.
Consejos para evitar la celulitis:
* Realizar ejercicios de relajación o yoga para evitar las situaciones de estrés y emociones negativas fuertes
* Elevar y estirar las piernas
* Evitar usar prendas ajustadas
* Ducharse alternando frío y calor
* Caminar durante treinta minutos diariamente y hacer ejercicios localizados
* Mantener una alimentación rica en fibras, frutas y verduras
* Beber abundante agua