Ellas

Enfoque Familiar


La llegada del segundo hijo

¿Cómo le doy la noticia a su hermanito (a)?
¿Confirmado? Fue la pregunta que le hizo Carlos, un fiel lector del suplemento Ellas, a su esposa, al enterarse de que estaba embarazada. Y es que no salía de una para entrar a otra, decía sorprendido, pues apenas estaba aprendiendo a ser padre y ya le venía otra responsabilidad.
La incertidumbre de Carlos no sólo estaba basada en experimentar esta nueva vivencia, sino también le preocupaba el hecho de cómo tomaría la noticia su primogénito, el que ha estado acostumbrado a recibir todas las atenciones y mimos del mundo.
Para Adriana Trillos, Psicóloga Clínica, por lo general, si el embarazo es inesperado, como en el caso de Carlos, hay poco tiempo para preparar las condiciones emocionales para recibir al bebé, pero si es planificado, existen mayores oportunidades para vivir el momento a plenitud, disfrutarlo y compartirlo con la familia, haciéndolos a todos partícipes.
Si bien es cierto, la noticia en ocasiones no es alentadora para el primer hijo, nosotros como padres debemos buscar la forma, el momento y el lugar para dársela.
A continuación, Trillos nos brinda algunos consejos útiles para manejar la situación.

¿Cómo le doy la noticia a mi hijo (a)?
Para darle a su hijo (a) la noticia, prepare una reunión donde estén presentes ambos padres, hagan cosas divertidas para compartir en familia y exprésenles lo mucho que valoran su existencia. Recuerden juntos el primer embarazo, las expectativas y ansiedades que formaron parte en ese entonces, así como los sentimientos que experimentaron al recibirlo en su nacimiento. Háganlo sentir importante y querido rescatando el momento vital de su llegada al mundo. Al final, díganle de forma clara y directa que pronto nacerá otro bebé importante como él o ella y que formará parte de la familia.
Es importante que en ese momento se transmita el mensaje con ternura, pues esto permite asegurarle al niño que el nuevo hermanito no debe representar para él ninguna amenaza.

Qué no debemos hacer
Un grave error que cometen muchos padres es que le preguntan a su hijo si desea tener un hermanito. Cuando usted le hace esta pregunta, le hace creer al niño que él puede decidir sobre un asunto que además de ser irreversible, corresponde únicamente a la pareja.
Cabe señalar que los niños sobreprotegidos tienen más dificultades para aceptar la llegada de un nuevo hermanito, pues son más inseguros y aprenden a percibir que son queridos solamente cuando son mimados. Es natural que cuando dejan de serlo por el nuevo bebé, se sienten desplazados. En este caso, es recomendable analizar los estilos de crianza y adoptar con el niño una posición más equilibrada, permitiéndoles desarrollarse con más autonomía, asignándoles responsabilidades acordes con su edad y estableciéndoles límites en su conducta.
A pesar de estas medidas, a veces es inevitable que los hijos tengan celos. En ese caso es conveniente permitirles que se expresen libremente y hasta facilitarles el espacio para hacerlo, explorando los diferentes escenarios que le puedan atemorizar. Por último, hágale sentir que comprende cómo se siente y que usted estará siempre con él para hacerlo sentir mejor. De ninguna manera trate de evitar sus sentimientos (es un derecho), mucho menos de llenarlo de atenciones para compensar su “sufrimiento”.

Darle más atención a un hijo mayor a raíz de la noticia, inicia una competencia inconsciente entre hermanos, la cual puede prolongarse en el tiempo hasta convertirse en una seria rivalidad.
Recuerde siempre escribirnos para sugerencias y comentarios a los correos ardonize@hotmail.com o bien, a sandraardon@cablenet.com.ni.
Escríbanme para consultas y sugerencias a: ardonize@hotmail.com o bien a
sandraardon@cablenet.com.ni