Ellas

Coma sano, aún fuera de casa


Cuando trabajamos o bien se nos presenta un imprevisto que nos obliga a comer fuera, pensamos que estaremos condenadas a romper la dieta. Las comidas de los restaurantes normalmente tienen más calorías de lo que nosotras imaginamos y si no nos cuidamos esto puede sabotear nuestro esfuerzo por bajar de peso. Esto no quiere decir que no debemos comer en restaurantes, simplemente debemos ser inteligentes en nuestras elecciones. Les presento algunos consejos para comer saludablemente cuando salimos:
* Elegir lo que bebemos. Las calorías líquidas que no aportan nada, no nos van a satisfacer de la misma manera que las calorías sólidas, por eso es mejor obviarlas. Es mejor que bebamos agua o un té no endulzado.
* Evitar aperitivos. Si desea comer algo antes del plato principal la mejor opción es una ensalada con el aderezo aparte, o una sopa a base de caldo.
* Dividir las comidas en dos. La mayoría de los platos de los restaurantes tienen suficientes calorías como para dos personas. Comparta el plato con su amiga o divida la mitad para llevar a casa. Lo mejor es dividirla y pedir una caja al momento que llega la comida para no tentarnos.
* Ordenar alguna proteína sana. La mejor opción debe ser proteínas magras como pechuga de pollo, pescado, mariscos o carne de res magra. Y asegurarnos, que se ha preparado asada o al horno, pero no frita.
* Pedir las salsas separadas. Las ensaladas por lo general son la opción más saludable pero hay que tener cuidado con el aderezo y debemos pedirlo aparte para que sólo utilicemos lo necesario. Podemos evitar calorías quitando los ingredientes extras, como bacon, croutones, tortillas o wonton fritos. Tratemos de evitar las salsas que contengan mantequilla, como la salsa Alfredo.
* Decisiones dulces. Todas necesitamos darnos el gusto comiendo algo dulce de vez en cuando. Si vamos a ordenar postre, la mejor opción es un sorbete de frutas, o compartir el postre con otra persona.
De esta manera uno puede salir a comer y seguir una dieta saludable.