Ellas

¡Libérate como Ricky!


Hace pocos días recibí el mayor número de visitas en mi página de Facebook. Fue precisamente el día que Ricky Martin decidió revelar la noticia de su homosexualidad. Quise expresar mi apoyo a través de Facebook y les escribí a mis fans: “Me da alegría saber que Ricky Martin decidió aceptarse tal como es. La orientación sexual no define a nadie como persona, lo que te define como ser humano son tus sentimientos, valores y tus principios morales. Por eso Ricky sigue siendo el mismo para mí: un hombre con un enorme corazón y un gran talento. ¡Lo adoro!”.
Para revelar su secreto, Ricky escribió una carta a sus fanáticos en la que nos confesó que por mucho tiempo batalló con la decisión de revelar su orientación sexual y que mucha gente cercana le dijo que no lo hiciera por el bien de su carrera. No puedo imaginarme la angustia, la confusión y la desolación que habrá experimentado todos estos años. El compartir su verdad fue un acto de liberación. Nadie debe pretender ser quien no es.
¿Por qué tenemos tanto terror a ser nosotros mismos? Porque el miedo más grande de cualquier ser humano es ser rechazado y no ser querido, ni aceptado. Para sorpresa de aquellos que aconsejaron a Ricky callar su secreto, las reacciones del público ante semejante revelación fueron positivas y en lugar de perder seguidores, la admiración y apoyo que ha surgido es impresionante. Apuesto a que se le unirán más fans. Requiere ser un gran macho para reconocer públicamente algo que, para muchos, sería una vergüenza aceptar. Por eso me alegra que haya decidido comunicar su verdad. Lo maravilloso de este acto de valentía es que su honestidad va a inspirar a otros a liberarse y vivir auténticamente.
Si estás viviendo con la carga de una mentira, es hora de aceptar la verdad. Por muy complicada que tu realidad sea, no puede ser más difícil que seguir en apariencias y falsedad. Por ejemplo, tal vez permaneces en una relación abusiva pero lo niegas y frente a otros actúas como si todo estuviera bien. Quizás escondes un vicio que controla tu vida, o qué tal si estás haciendo algo que odias, pero continúas solamente para complacer a otros o por miedo al qué dirán.
Es imposible lograr la felicidad cuando niegas un aspecto integral de tu ser, como lo son tus valores y principios, o tu inclinación sexual. Es hora de romper las cadenas que te atan y vivir tu verdad. Hoy mismo ¡libérate!

María Marín es motivadora internacional, figura radial y autora de Mujer sin límite. Visita: www.MariaMarin.com