Ellas

Embarazadas: ¡cuiden su alimentación!


El embarazo es una de las etapas más hermosas de nuestra vida. Si bien es cierto los primeros tres meses constituyen para algunas un reto, por famosos “achaques”, la verdad es que la ilusión de ver nacer y crecer a tu hijo lo compensa todo.
La responsabilidad de llevar una vida en nuestro vientre es enorme sobre todo porque de nosotras depende su correcta formación. Es por ello que las embarazadas además de tomar sus respectivas vitaminas, acido fólico, hierro y calcio; deben cuidar la alimentación teniendo en cuenta la necesidad de satisfacer los requerimientos nutricionales del bebé.
La doctora Gloria Elena Navas, médico nutricionista, sugiere llevar una dieta en la que incluya alimentos ricos en proteínas, carbohidratos, minerales y vitaminas.
Los alimentos altos en proteínas son las carnes, lácteos y huevos; estos deben de complementase con los energéticos como el arroz, los frijoles, plátanos, tortillas, avena, papas, espagueti, pan y sus derivados. Las vitaminas las encontramos en las frutas.
La especialista explica que un buen día de alimentación lo podemos resumir así:
* Desayuno: pan, huevo, leche y una mandarina.
* Merienda a las 10 a.m.: fruta con una galleta de soda.
* Almuerzo: arroz, una pechuga de pollo en caldillo, guineo, ensalada de repollo con tomate y refresco de melón.
* Merienda a las 3 de la tarde: puede ser un vaso de avena y un trozo de papaya o sandia. Cena: 2 cucharadas de gallopinto, una tortilla mediana, un pipián con queso y un vaso de refresco de frutas.
En nuestro país es muy común escuchar consejos como “Ahora tenés que comer por dos”. La mayoría se apropia de la recomendación sin tomar en cuenta que también los excesos son malos.
Especialistas advierten que el sobrepeso puede traer como consecuencia en las embarazadas enfermedades como diabetes, preeclampsia, presión arterial, colesterol alto entre otras. Eso demuestra lo importante que es la alimentación durante la etapa de gestación. Otro factor que influye es la poca actividad física de la embarazada. Es por esto, que es importante que en cada control médico se verifique el peso de la mujer, se considera normal un aumento de 20 a 22 libras.
Los nutricionistas recomiendan también que durante esta etapa la mujer consuma alimentos frescos, debemos evitar las bebidas gaseosas y azucaradas ya que el aporte de calorías es alto y su valor nutritivo nulo, y por supuesto darle un “no” rotundo al tabaco y las bebidas alcohólicas ya que constituyen una de las causas principales de las mal formaciones fetales.
En nuestras manos está que llevemos a un feliz término los nueves meses de gestación. A la par de nuestro ginecólogo, también debe de estar una nutricionista que nos oriente sobre qué es lo más recomendable consumir para nuestro bien y el del bebé.

Si usted tiene sugerencias y comentarios nos puede escribir al correo ardonize@hotmail.com o bien sintonizarnos los martes y jueves en la Revista Día a Día de 100% Noticias.