Ellas

Ejercicio y diabetes


El ejercicio puede ayudar a controlar su peso y a disminuir el nivel de azúcar en la sangre. También reduce el riesgo de enfermedad del corazón; una condición que es frecuente en las personas que tienen diabetes. Además, el ejercicio también puede ayudarlo a sentirse mejor y a mejorar su salud en general.
Cualquier ejercicio es bueno pero es necesario consultar con su médico sobre el tipo de ejercicio a realizar. Hoy les aclaro algunas dudas al respecto.

¿Existen riesgos al hacer ejercicio?
Sí, pero los beneficios compensan con creces los riesgos. El ejercicio cambia la manera en que su cuerpo reacciona a la insulina. Hacer ejercicios en forma regular aumenta la sensibilidad del cuerpo a la insulina, y su nivel de azúcar en la sangre puede alcanzar un nivel demasiado bajo --esto se llama hipoglicemia-- después del ejercicio. Su médico puede decirle cuál debería ser su nivel de azúcar en la sangre antes y después de hacer ejercicios.

¿Cómo sabré si mi nivel de azúcar en la sangre está muy bajo mientras hago ejercicios?
En general, la hipoglicemia ocurre de manera gradual, por lo tanto, usted debe prestar atención a cómo se está sintiendo mientras hace ejercicios. Puede percibir un cambio en los latidos del corazón, repentinamente aumentar la sudoración, sentirse tembloroso, ansioso o hambriento. Cuando esto suceda, debe interrumpir los ejercicios y seguir los consejos de su médico acerca de cómo tratar la hipoglicemia. El médico puede sugerirle que tenga a mano un caramelo o jugo.

¿Qué más debería tomar en cuenta?
Muchas personas con diabetes tienen problemas con los nervios de los pies o de las piernas, a veces incluso sin saberlo. Por eso es importante que use calzado cómodo y holgado para hacer ejercicios. De lo contrario, pueden formarse ampollas o llagas en los pies que pueden causar infección y otros problemas.

¿Debo beber más líquido mientras hago ejercicios?
Sí. Al hacer ejercicios, el cuerpo consume más líquido para mantenerlo a uno fresco. Cuando sienta sed, quizá ya haya comenzado a deshidratarse y esto puede afectar el nivel de azúcar en la sangre. Beba abundante líquido antes, durante y después del ejercicio.