Ellas

¿Quieren cazar a uno de 30? ¡Conozcan su psicología!


El psicólogo chileno Andrés Musalem describe al soltero de 30 como un hombre que está pasándolo bien en general, y disfrutando de alta productividad, creatividad y libertad, aunque aún le queda por aprender. Y es que en su escenario ya no existen presiones para comprometerse o formar familia. Sabe mejor lo que quiere, y tiene mucho más poder para lograrlo, no sólo económicamente sino emocional, para asumir lo que quiere, lo que lo pone en buena posición para lograr sus metas.

No sigue un parámetro: Sin duda alguna, el soltero de treinta es un espécimen difícil de capturar y, a la vez, muy codiciado. Este hombre puede querer casarse y tener hijos o disfrutar de la soltería sin compromiso por unos años más. Responde cada vez menos a estereotipos. Puede querer tener hijos primero y luego casarse.
Mejor amante: El hombre de treinta sabe mejor cómo satisfacer a una mujer. Asimismo, si sabe que es gay, a esa edad es su mejor etapa porque puede pasarlo bien y asumir sin tanto rollo, y también contactarse mejor con sus pares.
Preocupados de su salud: Al llegar a los treinta, los hombres en general comienzan a preocuparse un poco más por su salud y apariencia, aunque en los solteros esto está más acentuado. Ellos están algo más preocupados de la salud, ya que ni el hígado ni el páncreas ni el corazón, responden igual. Aunque todavía sin ningún achaque importante, hay cierta inclinación por comenzar a mirar los ingredientes y componentes de los alimentos en el envase. No come o toma cualquier cosa.
Terra/ Chile