Ellas

Armas para un maquillaje de lujo


En esta ocasión les hablaré acerca de cómo usar las brochas de maquillaje para lograr un acabado de lujo.
Deben saber que utilizar una brocha adecuada para maquillarse es fundamental, así como también lo es saber aplicar polvo, rubor o delinear ciertas partes del rostro.
Es por eso que antes de decidirse por una brocha debe tener presente que las mejores para aplicar el polvo suelto son las de tamaño grande, un tanto redondeadas, con cerdas abundantes y de textura suave.
Este tipo de brocha nos ayudará a aplicar prolijamente el polvo suelto sobre todo el rostro, evitando que queden excedentes.
Para aplicar rubor son preferibles las brochas medianas, también redondeadas, pero que abarcan una superficie menor. Es importante que sean suaves, de buena calidad y con la forma adecuada, así evitará que el rubor quede innecesariamente marcado sobre los pómulos.
Para delinear o dar algunos toques concretos con otro tono de rubor o polvo suelto, o bien para iluminar la frente y el mentón, es preferible usar brochas pequeñas con cerdas cortadas de forma recta, ya que permiten focalizar el trabajo.
Los pinceles para sombras son mucho más delgados y versátiles para cumplir con el objetivo de aplicar correctamente el maquillaje.
Recuerde lavar a menudo sus brochas para evitar que acumulen la grasa de la piel o residuos de otros productos, como crema, base, bloqueador, etc.
Lo mejor es lavarlas con champú y dejarlas secar naturalmente, dándoles la forma original con las manos.