Ellas

Alma trovadora


Desde hace 24 años la cubana Liuba María Hevia alimenta su espíritu con la música. Su potente vos, la pasión que imprime a sus interpretaciones cada vez que sube al escenario, y su entrega en cuerpo y alma al arte, son sólo algunas de las razonas por las cuales figura entre las artistas más reconocidas de su país.
Apenas se sienta a conversar, Liuba deja en claro que su vida es la música y que es ésta la que le da sentido a todo. De hecho su antes, su presente y futuro, lo tiene enfocado en la música.
La propuesta musical de Liuba es la trova. Sus canciones son inspiradas en lo cotidiano, en sus experiencias de vida. Dice que su música es reflexiva. Sus composiciones se caracterizan por la poesía, el lirismo de las letras y la fusión de géneros musicales. La presencia de las cuerdas clásicas junto a instrumentos folklóricos es su distintivo.
Por su calidad artística, Liuba ha tenido el privilegio de colaborar profesionalmente con quienes en sus inicios inspiraron su andar. Figuras como Pablo Milanés y Silvio Rodríguez, referentes inevitables de la trova latinoamericana, han reconocido en esta mujer calidad como para unir sus talentos.
Desde 1982 Liuba es parte del movimiento de la Nueva Trova, fundado por figuras legendarias como Rodríguez y Milanés.
Su talento la ha llevado a presentarse en países como: Suiza, Canadá, Francia, España, Argentina, México, Perú, Venezuela, Chile, Colombia, Bolivia, República Dominicana y, por su puesto, Nicaragua, donde recientemente se presentó junto a otras cantautoras de la región con el objetivo de dar conocer el aporte musical que hacen las mujeres.

Frutos de su carrera
Durante su carrera, Liuba ha grabado discos como “Coloreando la esperanza”, para el cual contó con la colaboración de Pablo Milanés.
Silvio Rodríguez la acompañó en el disco “Alguien me espera”. Otras producciones de esta apasionada musical son: “Del verso a la mar”, “Travesía mágica”, “Ilumíname”, “Ángel y habanera” y “Secretos cantados”; un disco “donde aparecen casi en su totalidad las canciones con las que nos acunaron nuestros abuelos, canciones que han quedado en la memoria popular, pero que apenas se han grabado, sólo muy pocas han entrado en el mundo del disco, de manera que casi todo el material del disco pertenece al recuerdo familiar de todos por aquí. Son esas canciones que viajaron de España a América, y en cada sitio se han entrelazado con las culturas, de manera que una misma canción se canta aquí de un modo, de otro en Argentina, de otro en México, Colombia, etc", manifestó la artista.

Foto: Miguel Molina / END