Ellas

Colores: ¿aliados o enemigos?

Esta semana hablaremos sobre la combinación de colores, a veces tan difícil de realizar. Porque en materia de moda los colores pueden ser tus mejores aliados, pero si fallas en su elección, el efecto será muy negativo.

La paleta de colores es infinita por su variedad de tonos, estampados y combinaciones posibles. Debemos tener cuidado en no abusar de ellos.
Es importante atrevernos a realizar combinaciones audaces, usar colores y combinaciones que nunca hubiéramos lucido bajo el principio de combinar y disimular.
Es más, me atrevería a decir que para muchas personas el color representa un talismán o un tabú; dependiendo del grado de inseguridad que tengamos al vestir. Es por eso que trataré de ayudarles a tener una idea más clara de la moda del color.
El color blanco, teóricamente combina con todos de colores, aunque no es conveniente tratar de combinarlo con colores claros del resto de la gama; un amarillo muy claro o verde muy claro, por ejemplo.
Para un vestido o traje, el blanco, sólo suele ser apropiado para mujeres o caballeros, en ambientes tropicales. Como color claro que es, delata más las medidas de nuestro cuerpo.
Todo lo contrario nos sucede con el negro, color que al igual que el blanco, combina fácilmente con la mayoría de colores, salvo con colores muy oscuros como marrón oscuro o azul noche; o con distintos tonos de negro. Es el color de la elegancia y del luto. No es recomendable, debido a su seriedad, vestir de negro de forma habitual.
Entre los colores difíciles de combinar esta el marrón, pero al contrario que otros colores, tiene la bondad de combinar muy bien con otros tonos de su propio color como: beiges, tierras, arenas, etc.
Aunque sea difícil de combinar, el marrón, es un color fundamental en los vestuarios femeninos. En cambio en el masculino ha sido desplazado por los grises y los azules. Es un color que en función del tono, puede hacerte ver más gordo o más delgado.
El verde no se queda atrás en lo difícil de sus combinaciones, y seguramente es uno de los menos utilizados para vestir debido a sus connotaciones militares, generalmente.
Se utilizan, los verdes oliva y verdes oscuros; pero es difícil combinarlos si no es con tonos propios de la gama de verdes y alguno que otro color tierra o arena. También puede combinarse con algún tono claro de gris, pero como decimos, hay que tener mucho cuidado, pues no es nada fácil combinarlo.

En el hombre
Si de vestuario masculino hablamos, el gris es uno de los colores que domina a nivel de trajes. Combina bastante bien con casi todos los colores, como el negro, azul y tonos de rojos. También combina con tonos de verdes y algunos marrones, así como con distintos tonos de su propio color.
El gris es serio, discreto y elegante. En función del tono puede hacernos más delgados (gris marengo, por ejemplo), o ser bastante neutro un gris claro.
El azul es el color estrella, junto el gris, en el vestuario masculino. Combina perfectamente con muchos otros colores, como el blanco, los derivados del rojo, con algunos tonos de gris y beige. Por norma general es más utilizado en colores oscuros como azul noche o azul marino; en general nos hace ver más estilizados.
Más opciones
El color turquesa combinado con gamas neutras como blanco y negro resaltará en cualquier lugar. El azul marino con un tono más claro de la misma paleta se ve muy bien y lo mejorarás si te inclinas por accesorios oscuros.
Ahora bien, si lo que quieres es transmitir serenidad y armonía, opta por un atuendo pastel, pues crearás una sensación de paz en quien lo observe.
Un vestido azul profundo ajustado con un cinturón ancho rojo, te hará lucir espectacular. La combinación de blancos con zapatos y carteras doradas le da el toque glamoroso que tanto te gusta.
Detalles a cuidar
Nunca te pongas un azul oscuro con negro, pues opacará tu figura. Los colores estridentes son muy bonitos si se colocan al lado de uno neutro, pero no te pongas nunca una pieza azul cítrica con otra que tenga las mismas características. Igualmente debes evitar usar piezas azules con tonos como el violeta o el verde, la combinación luce fatal.
Toma en cuenta que la última palabra la tendrá tu estilo y tu personalidad, y recuerda que en la moda menos es más.