Ellas

Para un vientre plano


Lo más importante a la hora de buscar soluciones y obtener un abdomen envidiable es hacer ejercicios y tener una dieta balanceada
*****
Hay muchas mujeres que mantienen un vientre plano sin necesidad de grandes sacrificios, la explicación son los genes, igual que tenemos un tipo o un color de piel, tenemos una estructura física que a veces podemos cambiar y a veces podemos solamente mejorar.
Sea como fuere, también influye y mucho la edad en que queramos deshacernos de esa barriga tan antiestética y delatora cuando nos ponemos una prenda algo más ajustadita. Veamos las distintas soluciones según la edad de quien lo intente:
A los 20:
Es muy fácil modelar nuestro cuerpo con ciertos cambios:
* Una alimentación libre de grasas, embutidos, dulces y alcohol. Lo que no significa que un día como excepción puedas darte una alegría tomándote un helado o yendo a comer con tus amigos.
* Ejercicio habitual, al menos dos o tres días a la semana, es recomendable hacer ejercicios de abdominales diariamente. Si eres una perezosa integral, móntate un cuadro de ejercicios para hacer en casa cada día y tómalo como una obligación antes de darte una buena ducha.
A los 30 ó 35
Acostumbra a ser la edad en que las mujeres acaban de ser madres, por tanto la piel está más fláccida y los músculos sin tono. No hay soluciones milagrosas sino paciencia y voluntad para volver a tener un aspecto más juvenil.
* Una dieta más baja en calorías, a base de fruta, verdura, pescado y aves, será la más apropiada para perder peso sin perder vitaminas.
* Ejercicio moderado y ajustado a las circunstancias de cada persona, no vale ponerse a correr sin control o un ejercicio demasiado agresivo.
* Es recomendable utilizar cremas antiestrías para que la piel vuelva a su estado inicial, pero no sólo después del parto sino desde el momento en que te quedes embarazada.
A los 40
A esta edad es mucho más difícil perder peso o volumen corporal porque el cuerpo tiende a retener más líquidos. Hacer un ejercicio más agresivo a veces puede ser contraproducente si se padece de dolencias de espalda o de articulaciones. Lo más recomendable:
* Comer poco, si se lleva una vida sedentaria no es necesario hacer menús hipercalóricos. Lo conseguiremos evitando grasas, azúcares refinados y demasiada carne roja.
* Ejercicio moderado, andar una media de 30 minutos al día a paso ligero es muy recomendable, nadar o ir en bicicleta.
*Los cosméticos y tratamientos de belleza específicos, son la tercera y fundamental arma contra la flaccidez de la piel y la pérdida de tonicidad de nuestro cuerpo a esta edad.
www.mujeractual.com