Ellas

Colorete, ¿cómo aplicarlo?


El colorete es la guinda del pastel, el punto final de un maquillaje, porque le da un toque importante y dulce al rostro.
Es necesario saber cómo se coloca y su aplicación según la forma de tu rostro.
El colorete bien aplicado se pone siempre en la zona comprendida entre las aletas de la nariz y las cejas.
Para saber el sitio justo dónde debe aplicarse, conviene sonreír ligeramente.
Si lo que quieres es obtener un efecto de buena cara, es necesario que lo apliques, además de en las mejillas, en la frente, debajo de las cejas, en la nariz, la barbilla, los lóbulos de las orejas y las sienes.
Para este efecto “buena cara” se puede sustituir el colorete por polvos bronceadores.
Si te has excedido en la cantidad, se puede rectificar aplicando, con una brocha limpia, polvos sueltos transparentes.
Para dar relieve a los pómulos, utiliza dos tonos, el más pálido en el pómulo, bajo el ojo y remontando hacia las sienes, el más oscuro justo debajo, difuminando bien para que se fundan.
Para reducir la frente, extender la sombra oscura en la raíz del pelo y la clara en el centro.
Para dar grosor a la boca, aplicar un toque de sombra clara encima del labio superior y un toque oscuro debajo del labio inferior.

Fuente: www.tammystyle.net