Ellas

Mamá, ¿un hermanito?

Después de haber sido la consentida (o) de la casa por tantos años, la sola idea de tener un hermanito no cabe en su cabecita. Ello se convierte en una rivalidad debido al espacio invadido por el nuevo miembro de la familia que viene en camino

María Teresa Pérez

La llegada de alguien con quien compartir su privacidad y, lo que es aún más importante, el cariño de mamá y papá no es un tema fácil de asimilar.
Según la psicóloga clínica Delfa Arróliga, los padres deben tener presente que cada hijo es diferente, no debe haber un punto de comparación entre uno y otro. En este sentido, y para mantener la armonía, “toda familia debe tener normas y éstas deben ser equitativas, pero siempre pensando en la edad de cada uno, y sobre todo debe prevalecer la comunicación”.
Uno de los errores que con frecuencia cometen los padres es delegar a los hijos mayores responsabilidades de adultos o que les atañen directamente a ellos como papás. La especialista mantiene que lo correcto es pedir apoyo a los hijos mayores, “pero en calidad de ayuda, no debe nunca ser una exigencia”.

Historias de la vida real
Las historias de hermanos con márgenes grandes en diferencias de edades han sido temas para compartir, pues no en todos los casos la rivalidad es el eje que los mueve.
En el caso de Karen Zeledón Padilla, la noticia de recibir una hermanita la sorprendió a los 14 años. Admite que al principio sintió celos, pues por ser la hija única por tanto tiempo le resultaba completamente diferente la experiencia, algo que no esperaba.
Pero hoy la joven de 15 años no se imagina lejos de María Belén, la chiquita que le da alegría, “sin ella me siento aburrida y ella me extraña cuando no estoy, siempre la defiendo, es como una amiguita, aunque por supuesto es muy pequeña para entender ciertas cosas”, dice Karen.
Conocimos a Adriana Hernández, de tan sólo nueve años, para ella la sorpresa todavía está en proceso, pues su hermanito tiene apenas cuatro meses, pero sin duda fue un regalo muy bien recibido. “Es como mi hijito, me gusta jugar con él y la verdad es que no me gustaría tener un hermano mayor”, comenta.
La señora Jazmina Herrera, madre de Adriana, comenta que aunque no pretendía tener otro hijo, el hecho que llegara con este margen de diferencia fue muy cómodo, “incluso para ella (Adriana), porque así cada uno ha tenido su tiempo, lo importante es que sea parte del rol y no se sienta excluida”.

Créditos.
Modelos.- Karen Alejandra Zeledón Padilla y María Belén Umanzor Padilla.
Agencia.- Academia Eleganza. Teléfono: 278 – 0939
Locación.- Restaurante Pollos Tip–Top, Carretera a Masaya.
Fotos.- Oscar Cantarero

Modelo de portada: Adriana Marcela Hernández Herrera.
Agencia.- Academia Eleganza. Teléfono: 278-0939
Fotos.- Jerónimo Oporta/END