Ellas

Tips para una mamá moderna


Toda una gama de posibilidades
Las opciones se abren a partir del momento en que quedamos embarazadas, pues hay desde una línea chic de ropa para embarazadas hasta toda una selección de libros, artículos y ensayos sobre cómo ser la mejor madre del mundo.
Estrés e insatisfacción
Además es una sensación profunda de insatisfacción que proviene generalmente de una competitividad no escrita entre las madres, una especie de “status quo” que tiene a la ama de casa (porque el bolsillo no se lo permite) simplemente frustrada. Que si el mejor preescolar, que si la mejor clase de baile y, cómo no, una escuela además de una lista de espera que empieza desde que nació el bebé.
Antes se era mamá y punto
Ya lo de ser mamá y quedarse en casa con los niños no es suficiente. Nooo... hay que llevarlos aquí y allí, exponerlos a todo tipo de experiencias, como animales, para que aprendan más rápido y mejor. Y si a esto le añadimos que la gran mayoría de las madres en este país trabajan tiempo completo, porque lo de media jornada es una quimera que muy pocas consiguen cristalizar, el estrés alcanza niveles inconcebibles.
Para realizar tremenda tarea y no morir en el intento aquí van algunos consejitos que pueden ayudarte a salir adelante y a disminuir el estrés que provocan todas estas obligaciones:
1. Evita hacer múltiples cosas a la vez.
2. Tómate un respiro como mínimo tres veces al día, donde paras toda actividad, te sientas y no haces nada durante 15 minutos (de todos modos por más que hagas la lista no tiene fin).
3. Encuentra “me time”, o sea tiempo para ti, sin niños y sin remordimientos.
4. Sal con tu pareja como mínimo cada dos semanas y deja una noche por semana para ponerlo al día.
5. Escucha música relajante.
6. Únete con otras madres que tengan hijos de la misma edad para que ellos jueguen y ustedes hablen de sus cosas.
7. Apóyate en la familia, o sea, pásale los niños a la abuela, si tienes.
8. No uses el poco tiempo que tienes en ver la televisión, a no ser que sean series cortas y divertidas para desintoxicarte y reírte un poco (la risa sigue siendo una de las mejores terapias contra el estrés y sobre todo contra las frustraciones).
9. Sal de casa con o sin niños, el aire fresco hace bien a toda la familia.
10. No pierdas el tiempo o tu dinero yendo de compras, es de lo más estresante, aunque en ese momento no te lo parezca.
No te tomes tan en serio, no lo veas como un trabajo, diviértete con los niños, pasa de las cosas irrelevantes (qué más da si la casa no está tan limpia como solía) que lo de ser mamá es una bendición que debes aprender a disfrutar cada día.
Fuente: www.terra.com