Ellas

El cartero


“Si no hay sexo… te dejo”
Tengo 22 años y estoy en el último año de mi carrera universitaria, estoy enamorada de un joven de 30 años, soltero. Él fue mi profesor cuando estuve en sexto grado de primaria y entonces bromeaba diciéndome que se quería casar conmigo. Mucho tiempo después lo volví a encontrar, intercambiamos número de celular y platicábamos mucho. Salimos, pero me insistía que tuviéramos relaciones sexuales. Después de chantajearme diciendo que de no acostarnos me dejaría, entonces le dije que sí, pero hasta el momento no lo hemos consumado porque no me siento preparada psicológicamente. Quiero hacerlo hasta casarme, pero no hay ni promesas de su parte; sin embargo, siento que voy a sufrir mucho si me deja.

Atte. “Indecisa”.

Respuesta:

Estimada “Indecisa”, es el viejo juego del gato y el ratón… y vos sos el ratón. El chantaje es típico del que no le importa su pareja, demostrando en ese caso que el amor es efímero. Quien te quiere va a respetar tu decisión y tus valores morales. No sigás manteniendo los castillos en el aire que creaste cuando eras niña. Aterrizá. Ya sos una mujer. Si querés tener la experiencia sexual, pues tenela… siempre acordándose del condón, pero no creo que deberías esperar más que eso con él. ¿Qué creés que sería mejor? ¿Tener un embarazo no deseado y quedar abandonada, o sufrir con valentía la despedida de un hombre que no te respeta? La respuesta la tenés vos. Recordá que no es el único hombre en el mundo. Y te aseguro que hay mejores.