Ellas

Soluciones y recomendaciones

El vello facial es más común en el área del bigote, las sienes, la barbilla y a veces en las mejillas. Generalmente es genético y en pocos casos puede estar relacionado con desordenes hormonales.

Si tenés vello facial no te preocupés porque hay muchas formas de eliminarlo permanente y temporalmente. Hay varios factores importantes a la hora de seleccionar el mejor método para vos. Por ejemplo: tipo de piel, estilo de vida y presupuesto.
Antes de empezar es importante saber qué tipo de piel tenés. Si tu piel es sensitiva y tiende a irritarse, debés tener cuidado y seleccionar los métodos que irritan menos.
Tu estilo de vida determina la frecuencia con la que necesitás eliminar el vello. Una recomendación general es que antes de practicar cualquier método de depilación en tu rostro vos sola, primero practicá en un área menos sensitiva y visible, como las piernas o brazos.
Cremas depilatorias: leches y gel, espuma o jabones. Con estas cremas el pelo no se viene de raíz, por lo que crece rápido. Hay que repetir aproximadamente cada siete días. Estas cremas tienden a ser irritantes y pueden aparecer ronchitas. Podés probar en un área pequeña y ver cómo reacciona tu piel.
Maquinitas de hoja (máquinas para afeitarse): Éstas no son muy recomendables para usar en la cara porque causan irritaciones, el vello crece muy rápido y puede causar vellos encarnados e infecciones.
Cera depilatoria: La cera es muy usada en las depilaciones profesionales. Hay varios tipos de cera y algunas son especiales para la cara. Aunque el procedimiento duele un poco e irrita la piel por unos minutos e incluso horas, el vello tarda en crecer varias semanas. Es importante tener cuidado con la temperatura de la cera y seguir las instrucciones.
Pinzas: Éstas halan el vello desde la raíz, un vello a la vez. Es un método doloroso, requiere tiempo e irrita un poco la piel. Dura de dos a cuatro semanas. Se puede usar en las cejas y si tenés algunos vellos en otras partes. En el área del bigote es preferible usar otro método.
Decoloración del vello facial: Es uno de los métodos más usados y sencillos. Con este método se logra ocultar el vello que no desaparece, se le quita el color para que no se mire. Esto se logra con la aplicación de una combinación de peroxido de diez volúmenes y polvo para decolorar o sencillamente comprando una crema decolorante. Hay que tener mucho cuidado al aplicarlo, pues irrita la piel y no se debe emplear en el área de los ojos.
Electrolisis: La electrolisis es un método de depilación permanente. Se requieren varios tratamientos, es doloroso y caro. Se obtienen excelentes resultados en vello facial.
Láser: Tiene muchas ventajas, dependiendo del tipo de láser la irritación es mínima, los resultados son muy buenos. Es un procedimiento caro, requiere varios tratamientos y la persona debe tener vello de diferente color al de la piel. Los tratamientos láser deben ser hechos por profesionales, porque existe el riesgo de quemaduras.
Foto-depilación: Hay varias formas en esta técnica y usan básicamente tipos de láser. Tienen varios nombres y tienden a ser efectivas aunque pueden no ser permanentes. No irritan mucho la piel.
Depilación magnética: Similar a la electrolisis. En este método primero depilan la zona con cera y luego se extiende un gel que hace la función de conductor y se pasa una sonda por la zona depilada que emite micro corrientes. Este método no es doloroso, es sencillo y rápido.

Fuente: liadísima.com