Ellas

Trucos para combatir el acné

Ya no tienes que renunciar a maquillarte o tener tu piel hidratada por culpa del acné. La utilización de cosméticos inadecuados puede agravar el problema, por el contrario, el uso de determinados cosméticos con principios médicos puede combatirlo

Los cosméticos que existen en el mercado son de gran ayuda para solucionar el problema acneico. Estos productos tienen unas características muy concretas para que sean inocuos y eficaces. Deben ser libres de grasa, no comedogénicos, no acnegénicos, no irritantes, no fotosensibilizantes, no alergizantes y sobre todo con poder de camuflaje.
Al momento de seleccionar un cosmético para tratar el acné es necesario seguir algunos criterios, cabe destacar que esto no es un procedimiento de tratamiento profundo, lo ideal en casos severos es consultar a un dermatólogo.
Pero si lo que quieres es disimular un poco, te dejamos algunas recomendaciones a tomar en cuenta al momento de seleccionar el maquillaje; los hábitos de higiene también son determinantes en este asunto.

1. La base de maquillaje deberá ser formulada en presentación de crema o loción.
2. Los lápices para ojos y máscaras de pestañas deben ser de color negro.
3. Las sombras de ojos son preferibles en polvo y en tonos ligeros como el tierra, el crema o el marrón. Deben evitarse colores como el azul, el púrpura y el verde.
4. Es importante elegir cosméticos con óxido de zinc o dióxido de titanio micronizado sin agentes fotoprotectores químicos.
5. Seleccionar productos sencillos con pocos ingredientes.
6. Usar cosméticos que se puedan retirar con agua, evitando los waterproof.
7. Desechar los productos antiguos en favor de los frescos.

También es importante abandonar ciertos hábitos y productos:
1. Lavarse con excesiva frecuencia o utilizando ciertos jabones.
2. El uso de productos con excesivo alcohol o Ph ácido.
3. La inadecuada complementación de tratamientos.
4. El uso de productos complementarios para el afeitado, irritantes, sensibilizantes o comedogénicos.
5. La excesiva manipulación de las lociones.
6. Las limpiezas agresivas.
7. El uso de maquillajes muy compactos de difícil eliminación.
8. La utilización de productos humectantes que tengan un efecto inflamatorio.
9. El uso de fotoprotectores inadecuados.

Tomado de mundo belleza.com