Ellas

No busques más a tu Príncipe Azul

¡Deja de buscar a tu Príncipe azul! Si lo haces, es probable que sólo encuentres frustraciones en el camino. En lugar del hombre ideal, busca una pareja con la que puedas disfrutar agradables momento. El tiempo dirá.

¿Qué sucede cuando usted busca al Príncipe Azul? Está buscando a alguien con el cual pueda sentirse cómoda enseguida. Usted busca a alguien que le entenderá y le dará todo lo qué desea y necesita, enseguida.
Busca alguien con el que conectarse y atraerse mutuamente, enseguida. Y en la mayoría de los casos, esto será muy frustrante.
En cambio, cuando busca a alguien que esté dispuesto a aprender a relacionarse con y junto a usted, deja que todo sea definido por ambos. Así, se aprende a convivir en la diferencia, y tal vez, con el tiempo, y no en seguida, resulte que sea ese su Príncipe Azul.
Esto, sin embargo, puede también durar solo un tiempo corto, de seis semanas a tres meses, o a veces incluso menos. Eventualmente, ambos recuperarán su independencia, límites personales, necesidades y deseos, disolviendo la relación o bien manteniéndola según le convenga a cada uno.
Además, un “Príncipe Azul” puede también no ser tan compatible como usted pensó que lo era en un primer momento, por lo que nada se debe esperar en el corto plazo, más que diversión y comodidad durante los tiempos que estén juntos.
Si desea evitar tener esta clase de experiencias tan frustrantes y desilusionantes, busque a una persona que tenga la capacidad de ser su pareja, pero también su mejor amigo. Alguien con quien pueda construir una vida, alguien que tal vez no la deslumbre en el primer momento, pero que sí la acompañe y anime. Y, por supuesto, alguien que también la atraiga en lo profundo de su corazón.
Una vez que lo encuentre, siga estas cinco sugerencias para empezar a construir una relación:
1. No invada a la otra persona. En su lugar, sea usted misma. Ser una misma es el más fuerte enlace que se puede tener con otra persona.
2. No intente ser agradable todo el tiempo, relájese. En una relación a largo plazo, las personas esperan conocer a su pareja tal como éstas son, sin ninguna pose. Por otro lado, nunca se puede representar a un personaje durante toda una vida...
3. No confíe demasiado en los recién conocidos. No es necesario hablarle sobre todos los problemas de su vida, tanto emocionales como financieros. Esté con él porque lo desea, no porque lo necesita.
4. Vaya despacio. Saboree cada momento, déle su espacio, no se apresure. Si la relación no prospera, estos momentos juntos no se repetirán, por lo que debe tratar de superarlos al máximo.
5. Construya una amistad. La construcción de una buena amistad toma tiempo, esfuerzo, riesgo, comunicación, compasión, honradez. Hágalo, porque es ésta amistad la que será la base de su relación.
Fuente: www.enplenitud.com