Ellas

Distintas soluciones para distintas edades


En el vientre de una mujer, sea como fuere, influye la edad en que queramos deshacernos de esa barriga tan antiestética. Veamos las distintas soluciones:
Con veinte años
Es muy fácil modelar nuestro cuerpo con ciertos cambios:
* Una alimentación libre de grasas, embutidos, dulces y alcohol. Lo que no significa que un día como excepción, puedas tomarte un helado.
* Ejercicio habitual, al menos dos o tres días a la semana es recomendable.
Si eres una perezosa integral, móntate un cuadro de ejercicios para hacer en casa cada día.
A los 30 ó 35
Es la edad en que las mujeres acaban de ser madres, por tanto la piel está más flácida y los músculos sin tonificación.
* Una dieta más baja en calorías, a base de fruta, verdura, pescado y aves, será la más apropiada para perder peso sin perder vitaminas.
Por tanto, aunque comamos menos debemos hacerlo de forma completa.
* Ejercicio moderado y ajustado a las circunstancias de cada persona, no vale ponerse a correr sin control o un ejercicio demasiado agresivo.
* Es recomendable utilizar cremas antiestrías para que la piel vuelva a su estado inicial, pero no sólo después del parto, sino desde el momento en que quedes embarazada, pues estos productos dan elasticidad a la piel y evitan que se rompa por el aumento de volumen del cuerpo.
A partir de los 40
A esta edad es mucho más difícil perder peso o volumen corporal porque el cuerpo retiene más líquidos.
Hacer un ejercicio más agresivo a veces puede ser contraproducente si se padece de dolencias de espalda o de articulaciones. Lo más recomendable:
* Comer poco, si se lleva una vida sedentaria no es necesario hacer menús hipercalóricos. Lo conseguiremos evitando grasas, azúcares refinados y demasiada carne roja.
* Ejercicio moderado, caminar 30 minutos al día a paso ligero es muy recomendable, nadar o ir en bicicleta. Muchas mujeres practican ejercicios como el tai-chi o el yoga y se sienten físicamente en forma.
* Los cosméticos y tratamientos de belleza específicos, son la tercera y fundamental arma contra la flaccidez de la piel y la pérdida de tonificación de nuestro cuerpo a esta edad.
Fuente: mujeractual.com