Ellas

El vestido ideal para fiesta


Coordinador de Diseño de Modas
Universidad del Valle
Cuando llega el momento de celebrar, una mujer lo hace con bombos y platillos. En el caso de festividades de fin de año, se tiene que elegir un atuendo que vaya de acuerdo a una serie de requisitos para verse espectacular.
Al escoger tu vestido de fiesta es importante saber que el talle del mismo proyecte visualmente tu personalidad, para que no te veas como disfrazada en un vestuario que no es el que te corresponde, sino que ayude a tu piel a acentuar el tono y que el color sea propicio para destacar la figura de tu cuerpo.
El vestido en “Corte A” quizá sea el más común, por su estructura: brinda comodidad y seguridad. Su estilo en particular tiene la forma de una A.
Empieza ceñido en la parte del busto y luego abre en la falda hasta llegar a la rodilla o al ojo del pie. No tiene mucho volumen, es discreto y uno de los más usados para graduación por su carácter formal, recatado y decoroso.
El vestido de “Talle Princesa” es aquel que tiene un corsé envarillado y añadido a él una falda que puede ser en forma de “A” o bien, más acampanada para dar volumen y gracia. Se puede elegir en el color de tu preferencia, y siempre te verás bien con los accesorios adecuados. Este estilo en particular es muy dulce, romántico y armoniza con una mujer de personalidad fresca, cariñosa y muy soñadora.
El vestido con talle de “Sirena” es aquel que tiene una forma ceñida al cuerpo hasta la parte de las rodillas, y luego suelta la figura en una pequeña campana, es preciso para una mujer segura de sí misma, a quien le gusta destacar su figura y lucir como una diva de las pasarelas; para mujeres convencidas de que lo que cuenta es verse divina para cerrar el año.
El vestido más formal es el de estilo “Columna”. Dado su nombre, recuerda el estilo de las columnas romanas, simples, sencillas, firmes y formales. Este modelo es de un carácter sobrio, elegante, da la sensación de ser un vestido completamente ajustado a la figura femenina, con una abertura en la parte posterior para permitir el movimiento libre de las piernas al caminar y una textura simple en su forma. Lo puede lucir una mujer formal, tradicional, de valores muy arraigados y de fuertes convicciones, con visión de futuro y profesional.
Los escotes están a la elección de quien los porte. Hay que tener sumo cuidado con la elección del color del vestido, puesto que éste acompaña de gran manera en su imagen visual y al mensaje que la prenda comunica. Busca que el vestido siempre talle perfecto, a la altura correcta. No debe ser demasiado largo, para que te permita caminar, y tampoco muy corto, ya que parecerá un vestido ajeno. El largo ideal de un vestido de graduación está en el estilo, puede ser a la rodilla, por debajo de ésta, a unos diez centímetros, o en todo caso, al ojo del pie, para mostrar el calzado que va en combinación.

Esta sección llega a ti gracias al esfuerzo de la Universidad del Valle con su Escuela de Diseño de Moda, para contribuir con la cultura de la moda en nuestro país y con el desarrollo integral de la persona. Tienes a tu disposición el equipo de profesionales de dicha Escuela para cualquier consulta o sugerencia por los teléfonos 2788626 y el correo mercadeo@univalle.edu.ni

Foto:
Carlos Ortiz
Modelo:
Ana Salmerón / MJ Models de Milagros de Alemán
Vestuario:
Vicente Castellón
Imagen, cabello y maquillaje:
Virginia Pérez, de Conceptos.