Ellas

Lo “in” y lo “out” del verano 2007

Para estar al día con las tendencias de la moda en las playas, aquí te presentamos los consejos de una experta

Diseñadora de modas

La temporada de verano es también sinónimo de moda y glamour. Las playas de nuestro país se convierten en “pasarelas” veraniegas.
De modo que si deseamos lucir espectaculares, debemos tener bien claro qué es lo “in” y lo “out” del verano 2007.

Adiós a los tonos vibrantes
El furor de lo retro predomina en las tendencias de la moda de verano. Es por eso que esta temporada le dice adiós a los colores vibrantes que reinaron hace años en las playas, y le da la bienvenida a los colores básicos.
Los tonos tierra encabezan la lista, seguidos de algunos clásicos como el negro, blanco, amarillo y rojo.
Y si por casualidades de la vida aún guardan en su clóset prendas con exagerados estampados de flores en colores llamativos, lo mejor es no sacarlos de allí este verano, porque forman parte de las cosas que están consideradas “out”.
Actualmente en materia de estampados se valen los motivos animales, están súper de moda, aunque en Nicaragua aún no ha entrado fuerte la tendencia.
Los motivos florales se permiten única y exclusivamente si se trata de diseños delicados en colores suaves, nada muy llamativo.
Las ‘rayas’ también reinarán durante el verano 2007, cosa que no ocurre con el ‘punto’, pues ya está terminando su época, y aunque aún se está usando, lo mejor es descartarlo de nuestro guardarropa de verano.

Para la noche
Los vuelos en vestidos y camisas forman parte de las tendencias, lo bueno es que son extra femeninos; además, dan un toque de inocencia y encanto.
En cuanto a textura, lo mejor es utilizar algodón, manta hindú y lino. Nunca pasan de moda, pues aportan frescura y comodidad, sobre todo en el mar.
Para eventos en la noche también se vale la organza y el chifón. Sabemos que no son para nada frescas, pero son tan bellas que aportan un efecto natural y chic.

¡Arriba el trikini!
Si de trajes de baño se trata, tenemos la opción de elegir entre el tradicional de dos piezas de corte brasileño o en short, y el trikini, que es una especie de variación ultra sexy del clásico bañador.
El secreto radica en saber escoger el que mejor nos favorezca según nuestra figura. Los vestidos de baño enteros también se valen, pero no figuran entre los más adecuados.