Ellas

¡Que no cunda el pánico!

Esta semana tratamos de llevar a sus manos recomendaciones para contrarrestar las secuelas traumáticas de estos episodios

María Teresa Pérez

¡Manos arriba, esto es un asalto! Resulta que en fracción de segundos nos dejan sin nuestras pertenencias materiales más esenciales y hasta nos arrebatan nuestra tranquilidad.
Desde octubre de 2006 se registran en Nicaragua cifras alarmantes de asaltos en taxis, exclusivamente a mujeres, a quienes en pocos minutos les marcan la vida con un trauma imborrable, tras el recuerdo de golpes innecesarios y las mayores heridas psicológicas posibles.
Esta semana tratamos de llevar a sus manos recomendaciones para contrarrestar las secuelas traumáticas de estos episodios.
Cuando hay asalto la respuesta es de estrés agudo, los traumas están en dependencia de si se han vivido situaciones similares anteriormente, lo cual puede ser un agravante para el sistema emocional, explica la psiquiatra Gioconda Cajina.
Otras secuelas
Otra de las consecuencias es que entre esos temores surgen pánicos, como el temor a morir, a una enfermedad o recibir una amenaza, hay sudoración, taquicardia e insomnio. Si esta situación persiste por tiempo prolongado se debe recurrir a un especialista en trastornos de ansiedad. Atenderse por un experto es una acción necesaria, similar a cuando nos dejamos orientar por un asesor fiscal o un inversor financiero.
¿Qué hacer?
Una mujer adulta asaltada queda desorientada, disminuye la conciencia, hay embotamiento, amnesia parcial o total del episodio.
Deberían criarnos para estar preparadas para enfrentar todo tipo de ataques, asevera la especialista Cajina, sin embargo, comenta que esto depende de las circunstancias en las que ocurre. Por ejemplo, si se está en estado de ebriedad la posibilidad de reaccionar frente a un ataque es más difícil.
Se debe aprender de la experiencia y analizar cómo operan los antisociales. Por ejemplo, grabar el rostro de las personas que nos rodean en lugares de alta sospecha, como paradas de buses, taxis, mercados, etc. Ante todo se debe estar informada.
En circunstancias de asaltos los recursos intelectuales influyen mucho, pues una reacción de humildad y serenidad puede valernos más que un arma, esto porque al amenazar al individuo exponemos aún más la vida.
Los libros se construyen en base a experiencias, por eso escribir la historia puede evitar el suceso a otra persona y poco a poco libera emociones, además, puede contarse de manera anónima.
Las ansiedades nunca deben superarse con medicamentos, pues éstos solo provocarán adicciones. Por el contrario, se pueden tomar té de hierbas naturales, explica la doctora Cajina.
Créditos:
Dra. Gioconda Cajina, Psiquiatra. Teléfono: 265-1117
Modelo
Blanca González Benavides.
Agencia Eleganza, teléfono: 278-0939.
Modelo:
Katia Jaentschke Acevedo.
Peinado y maquillaje: Imara Guillén, Salón Capriccio, UCC 1 cuadra al sur, teléfono: 277-2660.
Locación: Hotel Intercontinental Metrocentro.
Modelo de portada
Blanca González Benavides.
Agencia Eleganza, teléfono: 278-0939.