Ellas

Talentoso guerrero de la vida

Con perseverancia y determinación ha superado duras pruebas, incluso, tuvo que luchar por su vida. Es un hombre sensible, creativo, amante del arte y hasta con talento culinario ¡Conózcanlo!

María Teresa Pérez
Lo encontramos en su centro de trabajo, muy animado para ofrecer esta entrevista y compartir con ELLAS momentos que han marcado de manera significativa el rumbo de su vida.
Valiente, creativo y emprendedor son apelativos que se cohesionan intrínsicamente para describir a José María Reyes González, o bien “Chema”, como prefiere que lo llamen. Nuestro entrevistado se caracteriza por amar la vida y luchar por la perfección.
“Chema” ha dedicado su vida profesional al mundo del entretenimiento y la publicidad. Es socio de la productora de espectáculos Blü y actualmente se desempeña en Cem Comunicaciones, en el área de publicidad.
Asegura que en este sector se enfoca en crear publicidad de impacto, aquella que quede en la mente de la gente y sea comentada. “Me gusta todo lo que hago, soy muy obsesivo con mis cosas, duermo poco, paso todo el día pensando, porque me encanta la perfección en el trabajo”, comenta.
Pero su faceta en la publicidad no es la única que para él requiere creatividad, pues otra de sus profundas pasiones es la pintura, arte a través del cual expresa elementos que van más allá de la figura. Es por ese talento nato que ha participado en exposiciones colectivas a nivel internacional.

Venció al cáncer
La vida de “Chema” no ha sido del todo convencional, entre las muchas pruebas a su perseverancia surgió un cáncer estomacal, que llevó a los especialistas a decirle que no tenía muchas esperanzas de vida.
Con sólo un 15 por ciento de posibilidad para vivir se sometió a sesiones de quimioterapia, las que, según dice, lo desvanecían por dos semanas, pero luego seguía su vida normal. “Porque he sido tan terco que creía que iba a morir cuando quisiera, pero no en ese momento”, cuenta.
Sin embargo, asume que esta etapa le fue positiva, porque le permitió ver la vida desde otra perspectiva y apreciar más a la familia. Asimismo, agradece el apoyo de su esposa, Patricia Terán, quien con su dedicación le inyectó más fuerzas para continuar.

Más sobre “Chema”
Tiene 28 años, nació en Honduras y desde hace más de una década reside en Nicaragua. Producto de su matrimonio ha procreado dos hijos, la pequeña María Fernanda y un bebé que está por nacer.
Disfruta acampar, gusta de escuchar música, cuidar y proteger a los animales, colecciona antigüedades y el arte culinario es otra de sus habilidades.