Ellas

Las frescas y bondadosas frutas

Existe la creencia de que durante la temporada veraniega debemos cuidarnos la piel. Error. Es mucho más efectivo cuidarse desde muy antes, seguido del durante y, sin duda; el después. He aquí algunos consejitos a base de frutas, el mejor regalo que la naturaleza nos obsequia cada día.

Los diferentes agentes dañinos para la piel inciden en mayor o menor medida, según la sensibilidad de cada persona. Las pieles más delicadas deben tener en cuenta la importancia de seguir todas las medidas de “seguridad” posibles, para evitar contratiempos.
El primer paso es conocer a la perfección el tipo de piel que usted tiene para poder comenzar con una prevención específica y efectiva. La piel mixta es una combinación un tanto equilibrada dentro de las diversas tipologías que existen. Pero un mal cuidado puede hacerla derivar en una piel seca y escamosa. En estos casos, usted debe saber sobre las contraindicaciones de lavarse con agua y jabón (hacerlo con leche limpiadora y tónico para eliminar impurezas).

Elementos de la naturaleza
Las bondades de las frutas son diversas dentro del cuidado de la piel. No es productivo ignorarlas y más ahora que los rayos del sol están candentes. Frutas: ¡Al rescate!
Pepino disuelto en agua: es una mezcla básica para las pieles mixtas que recobrarán su tersura y apariencia de frescor constante.
Loción de hinojo: Muy aconsejada para las pieles grasas (muy delicadas), utilizándola en forma de mascarilla. También se puede aplicar convenientemente en la zona del cuello y los hombros.
Mascarillas de huevo: Aconsejadas para las pieles secas (también muy delicadas), los especialistas aconsejan aplicarlas por su efecto nutriente.
Yogurt: Para cutis normal a seco. Comprar un yogur natural pequeño, aplicarlo en todo el rostro, evitando la zona de los ojos, recostarse 15 minutos, retirarlo con agua fría y disfrutar de la sensación de humectación.

Las frutas y sus utilidades

Trigo: hidratante
Naranja: antiedad y para cabello graso
Toronja: ansiedad
Banana y coco: para piel o cabello seco
Manzana: aromatizante-humectante
Kiwi: suavizante e hidratante
Pepino: refrescante y desinflamante
Limón: antiedad y blanqueador
Avena: exfoliante y para pieles de normales a grasas
Miel: humectante

Fuente: enplenitud.com