Ellas

Una apasionado de la música

La música, más que un trabajo, le ha representado una de sus más grandes pasiones y la herencia más preciada desde su bisabuelo

María Teresa Pérez

Es el hombre que está a la vanguardia de los éxitos de una de las agrupaciones más afamadas del ambiente tropical pinolero, esfuerzo que lo ha ubicado como una de las figuras más interesantes del medio musical.
Se le podría juzgar de adicto al trabajo, pues asegura que sus proyectos personales siempre están encaminados en este sentido, pero también de ser un padre ejemplar, siempre a la guarda de la felicidad y educación de sus retoños.
Nos referimos a Oscar Enrique Hernández Benavides, manager y fundador desde hace 15 años de La Nueva Compañía.
La música, más que un trabajo, le ha representado una de sus más grandes pasiones y la herencia más preciada desde su bisabuelo. “Lo más importante todo este tiempo ha sido poder llevar la música nacional en nuevas versiones, de una manera muy popular y haber conseguido como grupo que niños bailen el son nica, que es algo que antes no se hacía”, dice. De todo gran proyecto que arranca con buena determinación se espera buenos frutos, pero Hernández confiesa que no esperaba el éxito que su grupo registró desde 2002 con el éxito obtenido a través de “Se rompen los fuegos”.

Apasionado al béisbol
Si bien la música es su “deporte” cotidiano, nuestro apuesto entrevistado no siempre se ejercita al filo de sus dedos. También se considera un apasionado incansable del béisbol. Este pasatiempo lo realiza junto al grupo musical en competencias amistosas con otras bandas.
Oscar a sus 39 años considera su experiencia matrimonial como una de las más satisfactorias de su vida. Lleva 19 años de feliz matrimonio y dos hijos procreados; según dice: “Es importante tener a alguien que te comprende en el trabajo, especialmente cuando se trata de la música, porque ésta te consume mucho tiempo”.