Ellas

El mal olor corporal

La transpiración y el sudor son ideales para que las bacterias que producen el mal olor se reproduzcan

El olor corporal lo tenemos todos y es inevitable, pero cuando este olor se torna ofensivo las cosas cambian, pues se convierte en una situación difícil y a veces penosa.
Como bien sabemos, el último en darse cuenta es el que lo sufre.
Todos sudamos. Recordemos que el sudor ayuda a mantener la temperatura ideal en nuestro cuerpo y elimina toxinas. Para esto tenemos cientos de glándulas sudoríficas en nuestro cuerpo, ya que el sudor es un arma de protección de nuestra piel.
El problema es que la transpiración y el sudor son ideales para que las bacterias que producen el mal olor se reproduzcan. Aunque es imposible dejar de sudar, no es imposible evitar el mal olor.
Zonas peligrosas
En las áreas donde más sudamos y están menos expuestas a la luz es donde las bacterias se reproducen más rápido. Si estas áreas tienen pelo el problema es mayor.
Las axilas son una de las áreas problemáticas. Aquí tenemos abundantes glándulas sudoríficas. A veces el olor es causado por problemas metabólicos, infecciones, algunos medicamentos y algunos alimentos que consumimos. Otra área propensa al mal olor es el área púbica.
Soluciones
La mejor forma de eliminar el mal olor es manteniendo estas áreas limpias. El agua y el jabón eliminan el sudor.
Para eliminar el mal olor tenemos que identificar lo que lo causa. Los antitranspirantes y desodorantes ayudan mucho. El antitranspirante cubre las glándulas sudoríficas de manera que el sudor no puede escaparse. El desodorante elimina o cubre el olor.
Si el problema es en las axilas, tratá de mantener esta área sin vello.
Los textiles que usás también pueden ayudar. El facilita que la piel reciba más aire, por ser un tejido natural, y las bacterias no se reproducen tan rápido como cuando usamos ropa de poliéster u otros sintéticos.
Por otra parte, recordemos que algunos alimentos producen mal olor. Los más conocidos son el ajo y la cebolla, entre otros. Si padecés de mal olor tratá de reducir el consumo de estos alimentos.
Evitá usar talco en las axilas, porque se mezcla con las bacterias y crea olores desagradables.
Desodorantes naturales
El carbón, el agua oxigenada, el bicarbonato de sodio y el limón se han usado tradicionalmente para evitar los malos olores. Tienen algunas desventajas, pero ayudan mucho.
Otros desodorantes naturales efectivos usan el aceite esencial de árbol de té. Este aceite es un agente antibacterial y fungicida, por lo que mata las bacterias causantes del mal olor.
Otra planta muy efectiva es la llamada Neen, originaria de la India y muy usada en la medicina Ayurveda.