Ellas

Mágicas bondades del chocolate

Es deseado y temido a la vez, un manjar al cual se atribuyen tantos beneficios como perjuicios. Hace caer rendido en segundos al más estricto régimen de dieta. Incluso por su seductor sabor tiene el fascinante poder de despertar atrevidos deseos y hasta es presentado como un elixir para la belleza

Edith Pineda

El chocolate es para las mujeres como un divino pecado, nos entregamos a sus placeres aunque tengamos que afrontar la pesada carga de la culpa. Caemos en las redes de su seductor sabor al punto de la adicción.
También le tememos, pues su consumo frecuente resulta una amenaza a la figura. No obstante, estudios científicos nos revelan muchas de sus virtudes y nos sugieren nuevas formas para disfrutar de sus poderes.
Sus orígenes están ligados a nuestra historia. Fue considerado una bebida de dioses, un manjar sagrado que con su incomparable sabor traspasó fronteras y conquistó al mundo convirtiéndose en un cotizado producto; tanto así que exquisitos spas lo presentan como fuente para la belleza.

Magia sobre la piel
En materia de belleza, el chocolate es todo un éxito para tratamientos cutáneos, ya que la semilla de cacao contiene alrededor de 800 moléculas con propiedades hidratantes, tonificantes y regeneradoras.
Según la doctora Sandra Ramos, nutricionista de Tienda Naturaleza, el cacao como ungüento es eficaz en tratamientos para la piel. Es considerado efectivo para sanar heridas, erupciones, quemaduras, resequedad en los labios, entre otros.
También “se le atribuyen propiedades afrodisíacas, antisépticas, astringentes, catárticas y emolientes”, agrega la especialista.
En cuestión de cosmética, una máscara de chocolate proporciona elasticidad a la piel, ya que le aporta una nutrición profunda. Incluso la doctora Ramos explica que esas cualidades son las que hacen del cacao un idóneo elemento base para la elaboración de productos cosméticos que ayudan a disminuir las líneas de expresión en el rostro.
El chocolate es rico en proteínas, hidratos de carbono, grasas, minerales, vitaminas y retinol. Entre sus minerales encontramos el calcio, que previene la osteoporosis, y magnesio, que mantiene ayuda a la salud de los músculos y calma la ansiedad.
Además contiene hierro y zinc, fósforo, calcio y agentes antibacterianos. Pero lo que ubica al chocolate en la cima de la cosmetología es que estudios científicos revelaron que pertenece al grupo de sustancias que retrasan el envejecimiento, estimula la elaboración natural del colágeno y aporta elasticidad. El cacao es rico en antioxidantes, que disminuyen la formación de los radicales libres causantes del cáncer y del envejecimiento prematuro.

Lujo en casa
Prepare su propia mascarilla de chocolate. Para ello necesita media taza de cacao en polvo, tres cucharadas de crema dulce, dos cucharaditas de queso crema, ¼ de taza de miel y tres cucharaditas de polvo de avena que se logra licuando las hojuelas durante dos minutos.
Se mezcla todo en un tazón y se bate para evitar grumos, luego lo calienta en el microondas un minuto. Sobre la piel limpia, aplica la mascarilla con una brocha o palita de madera, evitando el área de los ojos y la boca. Déjelo durante 15 minutos y retire con una toalla mojada en agua tibia. Al final aplique una crema humectante.
Otra opción es derretir el chocolate, dejarlo enfriar y aplicarlo en el rostro. Pasados 15 minutos, retirarlo con agua tibia. Esta mascarilla es recomendada para pieles secas.

Modelo: Diana
Agencia: Top Models VIP
Locación: Hotel Real Intercontinental Metrocentro-Managua