Ellas

Piel radiante y firme

La madre naturaleza posee en sus entrañas los más efectivos productos para la belleza; antes de recurrir a tratamientos extremos apostemos por lo 100% natural

La naturaleza es nuestra aliada perfecta en materia de belleza. Los árboles, flores, agua, frutos e incluso la tierra poseen gran cantidad de propiedades que ayudan a mejorar nuestra apariencia y a combatir los inevitables daños que el paso de los años, la rutina y el estrés provocan en nuestro cuerpo.
Tomando en cuenta lo mucho que afecta esta temporada de verano a nuestra piel, decidimos consultar con los expertos del Spa Essential.
Su sugerencia fue una mascarilla a base de arcilla verde que tiene entre sus beneficios eliminar las impurezas de la piel tanto del rostro como del cuerpo. Según la consultora estética Ligia Elena Vílchez, este tratamiento además ayuda a quemar grasa localizada ya que posee la capacidad de intercambiar temperaturas de caliente a fría y viceversa.
También mejora la retención de líquidos pues activa las vías linfáticas, lo cual se traduce en una mejoría para la circulación sanguínea.
Estéticamente la arcilla verde permite que la piel luzca radiante sobre todo porque mejora su pigmentación.
La especialista asegura que es ideal para eliminar celulitis y estrías.
El tratamiento a base de arcilla verde, que es también denominado “barroterapia”, se recomienda para todo tipo de piel, y para ver resultados se necesitan unas 10 sesiones aplicadas con una frecuencia de dos veces por semana.
Vílchez explica que abona a mejorar el nivel de estrés de la persona que lo recibe ya que lo recomendable es combinar su aplicación con masajes estimulantes.
A nivel terapéutico, Vílchez recomienda la “barroterapia” para combatir el insomnio, el dolor de espalda, dolores de cabeza así como inflamaciones.

Componentes

La arcilla verde puede ser de color pardo o gris, es rica en magnesio, además contiene silicio, potasio, cal, fosfatos, óxidos de hierro, aluminio, manganeso y titanio.
Se caracteriza por su excepcional capacidad de absorción y pureza. Es desintoxicante, remineralizante y absorbente; se utiliza para drenar y remineralizar, por vía externa en cataplasmas espesos o por vía interna en forma de agua arcillosa para beber.
Se recomienda para absorber residuos e impurezas, en cataplasmas espesas sirve en traumatismos y contusiones porque hace disminuir la hinchazón de esguinces y luxaciones.

Procedimiento
El tratamiento de “barroterapia” a base de arcilla verde inicia con una limpieza en el área donde se aplicará el barro.
Si la prioridad es eliminar grasa lo ideal es aplicar en muslos y abdomen. Como el tratamiento radica en el intercambio de temperaturas para estimular las zonas a tratar, se comienza por los muslos mientras se aplica calor al abdomen.
Una vez cubierta el área deseada el paciente sólo debe esperar entre 20 y 30 minutos para que la arcilla verde “haga su trabajo” sobre el cuerpo. Pasado el tiempo sólo resta retirar el barro.