Ellas

Tras el éxito

Considera que la clave del éxito es el trabajo en equipo, y con eso uno debe aprender a aceptar la ayuda de las demás personas y no pensar que sólo uno puede hacer todo

Edith Pineda

Claudia Carolina Santamaría Montano es un ejemplo de disciplina y entrega. Hace seis años, recién salida de secundaria y ante el dilema de decidir el rumbo profesional de su vida, tomó el reto de entrar a la “pelea” para ganarse un sitio en la carrera de Arquitectura; 400 optaron ese año, y hoy recuerda con orgullo el haber resultado entre los clasificados, sobre todo porque honró con su desempeño académico el sitio que se le otorgó entonces.
Ahora Claudia es egresada de la carrera de Arquitectura y ajusta su vida para concluir el trabajo monográfico que le garantizará tener su título en mano. Es por eso que decidió deponer su puesto como Asesor técnico comercial, en Cemex Nicaragua, en donde ha laborado por más de un año.
De esa experiencia se lleva grandes lecciones. “He descubierto que el trabajo en equipo es la clave del éxito en cualquier tipo de trabajo. Uno debe de aprender a decir sí, aceptar la ayuda de las demás personas y no pensar que sólo uno puede hacer todo y que es el mejor”.

Ganas de luchar
Se considera “una persona de bien, que desea seguir luchando por lo que quiere, sin necesidad de perjudicar a mi prójimo para tener éxito… soy una persona bastante activa y no me dejo vencer fácilmente, cuando algo me gusta lo termino”.
Entre sus virtudes Claudia destaca el ser optimista, alegre, luchadora, extrovertida y con actitudes de liderazgo para enfrentar las cosas. Su mayor defecto es ser confiada.
Ya fuera de lo profesional, a Claudia la apasiona la danza, así que una salida a la discoteca de vez en cuando la hace feliz.
Regularmente disfruta de paseos con su novio y su familia. Le gusta el cine, disfrutar de una buena comida, y si las circunstancias se lo permiten, “salir fuera de Managua” para cambiar de ambiente.
Claudia es la cuarta de cinco hermanos, todos profesionales, algo que la llena de orgullo, pues son el reflejo del esfuerzo y sacrificio de sus padres. “Mis dos pilares de admiración son mi padre y mi madre, ya que son un ejemplo de superación personal, sacrificio y lucha para ofrecernos a mis hermanos y a mí, una vida mejor que ellos no tuvieron”.

Más de Claudia
Claudia cursó estudios primarios y secundarios en el Colegio Calasanz, Managua. En 1999 ingresó a la Facultad de Arquitectura de la Universidad Nacional de Ingeniería.
Paralelo estudió el idioma inglés, así como cursos de Microsoft Projetc, Autocad 2D; entre otros. Además ha participado y organizado encuentros a nivel nacional y latinoamericano para estudiantes de Arquitectura, fue Presidenta de la Coordinadora Nacional de Estudiantes de Arquitectura (Conea) y Vicepresidenta de la Facultad de Arquitectura.
Además de la culminación de su trabajo monográfico, entre sus proyectos están “tomar cursos de recorrido virtual en 3 D, para hacer presentaciones de proyectos, estudiar otro idioma y optar a una beca, ya sea dentro o fuera del, país preferiblemente relacionada con la construcción o planificación urbana. Mi idea es tener un negocio familiar en el futuro en conjunto con mis hermanos, ya que tenemos carreras afines”, comenta.

Créditos
Peinado y maquillaje: Imara Guillén. Salón Capriccio. Teléfono: 278-3083

Moisés López/END