Ellas

Antes de tatuarte

Recordá que el diseño que seleccionés estará con vos el resto de tu vida, por ello elegí un diseño que considerés que siempre te gustará

Los tatúes o tatuajes están de moda y lo han estado siempre. Es una práctica que conocen las tribus en África y el Amazonas, así como muchas personas a tu alrededor.
La palabra tatuaje significa hacer agujeros y esto es lo que el técnico hace, ya que en estas perforaciones cutáneas deposita pigmentos (colorantes o tintas). El maquillaje permanente es una forma de tatuaje. Los tatuajes son permanentes aunque pueden eliminarse con tratamientos, pero siempre queda una marca.

A largo plazo
Recordá que el diseño que seleccionés estará con vos para el resto de tu vida, por ello seleccioná un diseño que creás que siempre te gustará. Acordate que la actriz Angelina Jolie se puso un tatuaje con el nombre de su esposo y al poco tiempo se divorcio. Angelina tuvo que tratar de eliminar el tatuaje, pero aún tiene una marca que cubre con maquillaje.
Si decidís hacerte un tatuaje andá a un buen lugar, donde se observe higiene y veás que el técnico tiene experiencia. Sin la higiene necesaria puede haber riesgos de contraer Hepatitis B, tuberculosis, sífilis, Sida, malaria y otras enfermedades.
Hacerte tatuajes puede ser un poco doloroso, esto varía de persona a persona.
El artista o técnico que te haga el tatuaje te explicará algunos cuidados necesarios para proteger el dibujo con una venda, durante 24 horas. Además te dirán que no debés tocarte el área ni quitarte pellejos, entre otras cosas.

Riesgos al hacerte tatuajes
Además de los riesgos de infección al hacerte el tatuaje hay otros riesgos a corto o largo plazo:
Debés tomar en cuenta las reacciones adversas en la piel, ya que ésta puede experimentar efectos ante los pigmentos usados, causando levantamientos, pequeños granitos, cicatrices levantadas, picazón, hinchazón y otras.
En los tatuajes usan generalmente pigmentos metálicos, por esta razón, si te sometés a algunos exámenes médicos, como MRI (resonancia magnética), te puede causar sensaciones temporales en la piel.
Los tatuajes son permanentes, a menos que los removás con varios procedimientos. Aunque los resultados no dejarán la piel como estaba antes del tatuaje, sí es posible hacerlos desparecer:
Un nuevo tatuaje: cubre o transforma el tatuaje anterior con un diseño más elaborado.
Escisión: esta técnica elimina los pigmentos, pero deja marcas en la mayoría de los casos. Puede requerir varios tratamientos.
Dermabrasión: en la mayoría de los casos elimina parte del tatuaje y puede dejar problemas de manchas o diferente tono en la piel.
Láser: se recomienda para personas con piel clara, se necesitan varios tratamientos y su efectividad varia y funciona mejor si los tatuajes tienen colores oscuros.

Conclusión
Lo más recomendable es no tatuarse, pero si estás decidida primero practicá con un tatuaje chico en un lugar donde podás cubrirlo con facilidad, antes de decidirte por tatuajes más visibles. También recordá que existen calcomanías a manera de tatuajes temporales.