Ellas

El rey de los acordes

Fue parte de la Cruzada Nacional de Alfabetización, en esa época empezó a tocar canciones del cubano Silvio Rodríguez, ése fue el inicio de una sólida y honorable carrera como guitarrista. Es uno de los artistas más afamados y apreciados por su pueblo pinolero.

Tania Trejos

Para muchos es considerado uno de los mejores guitarristas de la tierra del pinol. Sencillo, buen mozo y, sobre todo, excelente artista son sus mayores cualidades. En la década de los 80 decidió dedicarse a la música y hasta hoy no se arrepiente, porque hace lo que le encanta.
Eduardo Antonio Araica Rivera es su nombre de pila. Nació en la capital y tiene un hermano gemelo, Antonio Araica, quien eligió de profesión la Medicina. Eduardo se considera un hombre muy introvertido y tranquilo.
¿Cómo decidió hacerse músico?
“Mi mamá dice que desde los tres años andaba con guitarras de plástico y cantando melodías, creo que desde que nací quería ser músico”, dijo.
En los años 80 Eduardo fue parte de la Cruzada de Alfabetización, estando en esta actividad su padre le obsequió una guitarra, comenzó a “travesearla” y aprendió a tocar canciones del artista cubano Silvio Rodríguez. “Fue en esos años que supe que no soltaría la guitarra nunca más”, aseguró.
Intentó ser arquitecto
Comentó que en 1983 realizó un examen para ingresar a la carrera de Arquitectura en la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI)… “clasifiqué con la mejor nota y logré entrar a la carrera, sin embargo, sólo pude estudiar un año, porque mi pasión por la música me distraía”.
Fue allí que decidió estudiar en Escuela Nacional de Música la carrera de Guitarra Clásica, luego en 1986 se trasladó a Rusia y estudió Guitarra Clásica, Composición y dirección de orquesta, finalmente, en 1992, viajó a París para cursar un postgrado en Guitarra Clásica. Eduardo Araica tiene 16 años dedicado a la música y 11 de trabajar junto a Norma Helena Gadea, en 1992 fundó el grupo Staccato. Este joven lleva en su carrera cuatro discos: “Electroacustic”, “Mi güegüense”, “Staccato con sello personal” y “Celebración”.
Hobbies
Cuando no está en un escenario o en un estudio de grabación a Eduardo le gusta leer y escribir… “me gusta escribir poesía y cuentos”, agrega.
Proyectos
Tiene como meta finalizar dos discos, uno personal y otro con el grupo Staccato, además terminar un estudio de grabación, proyecto que está realizando junto a Hugo Castilla.