Ellas

Vistiéndote para la ocasión

En esta ocasión abarcaremos los diferentes vestuarios femeninos para que puedas clasificar tu armario e ir teniendo una idea mas clara sobre qué vestir en cada ocasión con más propiedad y seguridad

Para lucir a la moda tienes que estar consciente de que tu ingenio y gusto quedarán al descubierto en las combinaciones que puedas realizar con tus piezas básicas, pero debes cuidar la combinación de los cuadros con las rayas, estampados parecidos en dos prendas distintas o simplemente el combinar más de tres o cuatro colores al mismo tiempo.
Lo mismo sucede cuando estás invitada a un evento en el que no sabes qué usarás, pues empieza la duda del tipo de vestido largo, corto, será cóctel; ir demasiado o poco elegante, y muchas veces terminas por no ir, así que hablaremos un poco del vestido cóctel y del vestido largo.

*El traje cóctel: a diferencia del vestido corto es más elegante, pues puede llevar pedrería y otros detalles de lujo; el largo suele ser hasta la rodilla o un poco por debajo de la misma. Generalmente son confeccionados en seda y chifones con drapedos, aunque el tejido utilizado depende, en gran medida, de la ocasión, y pueden ir desde brocados hasta linos y algodones. El carácter de “elegancia” del vestido se verá determinado por el lujo en sus telas. Los escotes suelen ser discretos y las espaldas poco descubiertas, aunque está permitido casi todo; lo mejor es mantener un corte clásico y elegante. Los diseños son bastante diversos y dependen del gusto personal de cada mujer.

*Los complementos: juegan aquí un papel fundamental, pues se permite el uso de joyería y fantasía de atrevidos diseños. El bolso recomendado, es el de mano, pequeño, y que puede ser de materiales muy diversos como el metal, carey o tela con pedrería.

*Los zapatos de media altura (aunque se admite el alto y el plano, también dependiendo de la ocasión). De corte actual y a juego con el vestido. Hay que evitar utilizar lentejuelas, plumas y diseños más apropiados para la noche. El maquillaje discreto, pero puede optarse por colores más atrevidos y vivos que los utilizados para la noche.

*El traje de noche: es la prenda de más etiqueta del vestuario femenino, aunque los diseños están muy influidos por la moda, podemos decir que se caracterizan por su elegancia y por la utilización de telas de gran calidad: rasos, sedas, terciopelos, etc. También los complementos deberán ser de gran calidad.

Para elegir un vestido de noche, se cuenta con una amplia variedad de posibilidades: discretos escotes, tirantes sugerentes, espaldas al aire… pero siempre manteniendo el gusto y la elegancia. El vestido deberá ser largo, cubriendo en su totalidad las piernas. Los zapatos deberán ser altos y de tacón fino, a juego con el vestido. El bolso pequeño de mano, de metal, carey o de tela con pedrería o brocados; respecto a las joyas, utilizar pocas y de calidad.
Los vestidos de noche admiten bordados de pedrería, lentejuelas y diseños más lujosos que los vestidos de día. Los colores, por regla general son oscuros (el negro sigue siendo el rey), aunque la moda influye mucho en ello, admite vistosos complementos como los guantes largos, que están muy de moda en esta temporada. No te olvides que tu ropero, es mejor poco y de calidad, que mucho y corriente.

Esta columna llega a ti gracias al esfuerzo de la Universidad del Valle con su Escuela de Diseño de Moda, para contribuir con la cultura de la moda en nuestro país y con el desarrollo integral de la persona. Tienes a tu disposición el equipo de profesionales de dicha escuela para cualquier consulta o sugerencia por los teléfonos 278-8626 / 8524789, e mail www.mercadeo@univalle.edu.ni