Ellas

Luce un bronceado saludable

Vamos a intentar dar respuesta a algunas preguntas que tal vez se haya hecho alguna vez sobre el sol y sus efectos en nuestra piel. Datos que no debés obviar cuando de lograr un exquisito bronceado se trata, y el hecho de no excederte

La información nunca está de más cuando se trata de mimarte y darle el debido cuidado a tu persona. Es por ello que preguntar acerca de lo que es saludable para tu piel, no queda fuera de tu agenda.
1. Una vez bronceada, ¿se puede renunciar a la protección?
No. El ansiado moreno es un mecanismo cutáneo para protegerse de la radiación solar, pero no basta. Los melanocitos forman una pantalla oscura (el bronceado) que nos aísla de uno de los peligros: el eritema solar o quemadura, provocados por los rayos UVB. Pero no logra protegernos de los daños que causan los rayos UVA, que en silencio y sin que nos demos cuenta, llegan a las capas más profundas de la piel y hacen trizas el colágeno y la elastina.
2. ¿Existen los productos pantalla total?
No. No existe ningún cosmético solar que proteja al 100% de los rayos solares. De hecho, la Comisión Europea pide que este término no se utilice por resultar engañoso y dar la impresión de que pone totalmente a salvo del sol.
3. ¿Qué se considera una protección solar baja?
Desde el punto de vista legislativo, como ‘bajos’ se califican los índices dos, cuatro y seis. Con los IP ocho, 10 y 12 se habla de protección media; en los 15, 20 y 25, de alta; y en los 30, 40 y 50, de muy alta. De 50 en adelante, se considera protección ultra.
4. ¿Es más peligrosa la radiación UVB que la UVA?
No. Ambas radiaciones son igual de nocivas, aunque los UVA pasen más inadvertidos. Hasta ahora, se había prestado más atención a los UVB por ser de una intensidad de 30 a 50 veces superior a los UVA y por ser los causantes, directos y visibles, de las quemaduras. Pero la radiación UVA, aun siendo menos intensa, se encuentra en mayor cantidad y de forma presente a lo largo de todo el día. La UVB nos alerta más fácilmente: sentimos más su calor y sabemos que a mediodía es mucho más agresiva.
5. ¿Qué quiere decir que un protector tiene un índice 50 +?
Los dermatólogos consideran que un factor de protección 60 ó 90 no es más eficaz que uno 50. Por tanto, la Comisión Europea recomienda que a partir del IP 50, no se especifique número, y en el etiquetado se hable tan sólo de 50 +, la llamada protección ultra.
FUENTE: www.hola.com/belleza