Ellas

Mima tu rostro

Los poderes curativos de la manzanilla son indiscutibles, pues es una excelente aliada como tranquilizante, desinflamatorio y más. Entre sus potencialidades, en la cosmética también mantiene su prestigio, pues colabora a mantener un rostro hidratado e impecable

Con manzanilla

Algunas de las propiedades dermatológicas que se les reconocen a las hierbas son sus múltiples poderes como hidratantes, tonificantes, astringentes, antiinflamatorios, cicatrizantes, suavizantes y descongestivos.
La manzanilla no está ajena a estas propiedades, pues tiene la facultad de rehidratar la epidermis, estimular el proceso de renovación celular y mejorar la elasticidad. También se ha detectado una efectiva acción en el cuidado de las pieles impuras, a las cuales ayuda a desintoxicar y liberar los poros.
Por ello, esta hierba es un efectivo refrescante del rostro, especialmente cuando éste tiene una apariencia de cansancio. Si te atormenta el hecho de que a las pocas horas de maquillarte, la base, el polvo y el rouge que te aplicaste han desaparecido como por arte de magia, pide auxilio a la manzanilla, este legendario pasto también refresca y produce una sensación grata en el rostro.
A continuación te dejamos algunos tips que pueden ayudarte a mantener tu rostro fresco y agradable.
Para refrescar
Aplícate un té de manzanilla antes de maquillarte. Prepáralo una vez por semana, para que no tengas que hervirlo y enfriarlo todos los días.
Viértelo en un atomizador plástico y guárdalo en el refrigerador. Cada mañana, antes de aplicarte el humectante, refréscate con una ligera atomizada del té. Verás cómo el rostro se ve más fresco después de la aplicación.

Tomado de Terra.com y Puntomujer.emol.com