Ellas

El cartero


Con la pasión a flor de piel
Hola cartero. Te quiero contar algo, soy una mujer de 30 años, casada y tengo dos hijos, una de 13 y uno de cinco. ¿Sabes?, hay un muchacho que me está gustando. Él tiene 25 años y demuestra que yo le llamo la atención. Mi marido está en España y la verdad tengo miedo vivir esta aventura. ¿Qué me aconseja que haga? Él me gusta mucho y la verdad deseo tanto sentirme deseada, ya que llevo tres años sin sentir las manos de un hombre, menos los labios, o... Bueno, adiós.
Atte. Confundida

Respuesta: Estimada amiga, tú no estás “confundida”, evidentemente estás “desesperada”, porque te sentís sola e igual que cualquier ser humano tienes tus deseos. En tu caso, y según lo que escribes, los deseos los tienes a flor de piel.
Desconozco si tu relación marital ya está acabada o si quieres dar término a la misma por la lejanía de tu esposo, sin embargo, no hay que perder la perspectiva. Acostarte con alguien es fácil y sobra con quien, el problema es que llegues a enamorarte de alguien que tal vez no quiere algo formal y especialmente cuando se trata del vecino (sabes cómo es esta sociedad).
Otro problema es que a tu marido se le ocurra regresar o algún familiar le diga lo que está pasando. Si resuelves dejarte ir por la pasión y quieres descargarte sin mayores complicaciones, pues te recomiendo que hagas las “cosas” largo y con protección (acuérdate del Sida). Lo cierto es que tu marido tiene igual tiempo de no tener a su esposa y quién sabe si haya aguantado igual que tú. Esto no significa que te estoy dando carta blanca para hacer tal o cual cosa. Ya eres una mujercita grandecita y con sus cinco sentidos. Lo que hago es darte las opciones y que pienses en ellas, ten en cuenta tus valores morales y analiza tu situación de pareja antes de caminar más allá.