Ellas

¿Cómo lograrlo?


El envejecimiento se debe a la oxidación de las células y ésta se produce por unos componentes llamados radicales libres los que se combinan con el oxígeno y van “quemando”, por decirlo de alguna manera, los tejidos, haciendo que se presenten envejecidos y fláccidos.
Hay alimentos que favorecen la regeneración celular, a medida que los radicales libres van quemando células, éstos van regenerando los tejidos de forma que se renuevan y aparecen más rejuvenecidos. No olvidemos que el aspecto joven de la piel se debe a que la regeneración celular es muy rápida cuando somos jóvenes y se va volviendo lenta a medida que envejecemos.
Te proponemos una alimentación dirigida a renovar esos tejidos, puesto que está demostrado que algunos alimentos tienen esas propiedades frente a otros que actúan, contrariamente, “contaminando” el organismo y favoreciendo la aparición de radicales libres.
TLos frutos secos contienen fundamentalmente vitamina E, potenciadora de la eliminación de radicales libres, proteínas y minerales. También al lado de éstos podemos poner el aceite de oliva, favorecedor de la síntesis de nuevos procesos celulares.
TLas frutas y verduras frescas, sin cocinar, contienen gran cantidad de vitamina C, tan importante en la formación del colágeno, sustancia fundamental para mantener la piel tersa y sin arrugas.
TProductos integrales, básicamente son los cereales que han de comerse con la cáscara que les envuelve, ya que ésta aporta toda la fibra y las vitaminas de los cereales.
TTomar agua ayuda a combatir la deshidratación de los tejidos y a mantener su elasticidad. Hay que tener en cuenta que normalmente en nuestra vida diaria podemos llegar a perder unos cuatro litros de agua, por tanto, qué menos que tomar un mínimo de dos o dos y medio al día.
THay plantas que son las grandes desconocidas en este aspecto, por ejemplo la manzanilla es capaz de regenerar la piel ya sea tomándola como infusión o aplicándola sobre la piel directamente.
T El té verde importado desde China se ha demostrado que contiene grandes cantidades de antioxidantes. Los orientales lo toman con frecuencia mezclado con ginseng, una raíz que también posee cualidades antienvejecimiento.
TEl ejercicio es bueno en cualquier caso, pero no hay que practicarlo de forma extenuante, ya que según expertos científicos se ha demostrado que un ejercicio desmesurado lo que hace es quemar mucha energía y eso favorece la aparición de múltiples radicales libres. El ejercicio debe practicarse de una forma tranquila, pero constante para que sea realmente efectivo.
Fuente: Mujeractual.com