Ellas

Los deportes

Verlos crecer sanos y fuertes es el sueño de cada papá y mamá cuando ven llegar al mundo a sus pequeños. Y más allá de una óptima alimentación, el deporte se convierte en la contraparte de un resultado perfecto.

Mª Teresa Pérez

Los deportes, en todas sus dimensiones, son una herramienta positiva que favorece el proceso de crecimiento durante la niñez, aportando eficazmente a la estimulación a través del fortalecimiento de los tejidos y del sistema óseo.
Los recién nacidos se ejercitan desde que nacen, ayudados de deportes automáticos, los cuales no son otros que los reflejos naturales que están dados a través de los movimientos de sus manos y piernas, dice el pediatra Marco Matamoros.
Al momento que los niños comienzan a caminar hacen el deporte de la marcha, el cual los adultos realizan cuando corren, continúa Matamoros.

Desarrollo psicomotor
“La clasificación de los deportes se da conforme a la edad del infante, porque es importante que su organismo esté preparado fisiológicamente para responder a estas situaciones”, mantiene el especialista.
La natación es uno de los deportes más completos para el desarrollo y crecimiento del infante, pues se utiliza todo el sistema muscular externo y el mecanismo de respiración, además, es una de las actividades más fáciles de aprender. Pero el doctor Matamoros enfatiza en que este deporte es óptimo, siempre y cuando no haya contraindicaciones de enfermedades respiratorias.
Deporte acorde a su desarrollo
El fútbol es el deporte universal y los niños lo juegan apenas empiezan a caminar bien, pero la periodicidad con la que magnifican sus habilidades deportivas están en dependencia del desarrollo psicomotor, explica el especialista.
Dicho desarrollo se evalúa en dos etapas y éstas se dan cuando aprenden a controlar los motores gruesos y finos. El grueso se desarrolla a partir de los dos años de edad y es cuando los pequeños juegan a patear la pelota, aunque no estén consientes de lo que hacen, lo cierto es que ejercen un deporte. En el caso del motor fino sucede cuando el pequeño tiene total control de sus actividades y es capaz de tomar los objetos con una sola mano.
Los deportes, si bien es cierto están determinados por edades, para que sean adecuados también deben ligarse a la situación económica. Normalmente, en los países pobres el deporte más frecuente es el fútbol y en el caso particular de Nicaragua el béisbol es el deporte rey, muy accesible para la práctica.