Ellas

Piedras de la belleza

La belleza y la salud van de la mano. Esta semana ELLAS le presenta la terapia de piedras calientes, una técnica oriental que data de varios siglos y es un agregado perfecto para el rejuvenecimiento y contra el estrés

María Teresa Pérez

En aspectos generales la aplicación de estos masajes permite el aumento de la circulación sanguínea, linfática y la oxigenación. Estimula la eliminación de toxinas, alivia malestares provocados por la fatiga, estrés, cansancio, entre otros. En cuestión de salud restaura la movilidad muscular, como una lesión después de algún deporte o una incorrecta postura, explica Xinia Chavarría, especialista en estética.
Este tratamiento además de ser un óptimo método de relajación es un agente a favor de la juventud, pues entre sus propiedades está la hidratación, reparación de daños provocados por los radicales libres, promueve la buena textura de la piel y permite lucirla sana, radiante y luminosa, continúa Chavarría.

La aplicación
En la aplicación de este tratamiento intervienen tres tipos de aceites, infalibles para lograr los propósitos antes mencionados:
El aceite esencial de Neroli: óptimo tranquilizante y calmante. La lavanda actúa con poder curativo y uno más, de rosas cumple con el requisito de rejuvenecedor y relajante, éstos también pueden encontrarse concentrados en una misma fórmula.
Este masaje debe aplicarse en una hora cómo mínimo, produce efectos impactantes de relajación y liberación de energías negativas, aportando a su vez energía positiva y los beneficios ya comentados. El contacto de las piedras sobre la piel, hace que sus minerales vayan depositándose en la piel, asegura la especialista..
Las piedras están formadas por un comprimido de minerales, principalmente malaquita y zinc.
La malaquita es utilizada para uso terapéutico es purificadora. “Es el segundo mineral más común. Es también llamada la piedra del equilibrio, porque ayuda a canalizar las propias energías y dirigirlas hacia un objetivo. Es una piedra de armonía y paz. Este mineral es un potente relajador y regenerador”, añade la experta.
El zinc, por su parte, juega un papel vital en numerosas funciones corporales. Forma parte del crecimiento celular, en docenas de reacciones enzimáticas y en la expulsión del dióxido de carbono, perjudicial para la salud. Implicado en muchos procesos metabólicos, ayuda a controlar el crecimiento, el desarrollo sexual, la cicatrización de heridas, el mantenimiento de la piel, el pelo, las uñas y de las membranas mucosas.

Sus diferentes formas
Las diferentes formas tienen una funcionalidad específica para cada área del cuerpo. Las redondas son idóneas para las manos y los brazos; las alargadas para el área del cuello; y las más finas para la espalda y los omóplatos.

Fuente: Xinia Chavarría, especialista en estética, directora de Weight Control Clinic. Teléfono: 278-4125.
Modelo: Neydi Rocha

Foto: Moisés López/END

Modelo de portada: Rochelle Cerrato, cel: 864-2891
Peinado y maquillaje: Jim Baltodano, cel: 864-2891