Ellas

El limón, un amigo de la belleza femenina

Consejos de belleza natural que le cambiarán el sentido a la frase “cara de limón...”

Limones para el pelo
Los limones pueden añadir Vitamina C al pelo, lo que le brinda resplandor y brillo. Puede ser usado como un tratamiento acondicionador “súper” una vez a la semana, o dos veces a la semana para cabellos extremadamente dañados o secos…
Tome el jugo de un limón y mézclelo con ¾ de taza de aceite de oliva y ½ taza de miel. Distribúyalo en el pelo y péinelo con un peine de dientes anchos. Cubra la cabeza con plástico o una capucha de plástico, seguida de una toalla caliente que haya sido calentada en el horno microondas.
Si tiene un secador de pelo de peluquería y puede sentarse debajo de él, mucho mejor. Déjelo actuar por 10 ó 15 minutos. Enjuague bien y aplique el shampú.
Brillo para el cabello
El ácido cítrico de los limones resaltará el brillo natural de su pelo o hará brillar el color artificial.
Agregue el jugo de un limón a su shampoo habitual, en la palma de la mano. Enjabone bien y deje actuar por un minuto o dos. Enjuague bien y siga con su acondicionador regular.
La alta concentración de Vitamina C en los limones ayuda a reparar el pelo de los daños del secado.
Problemas de caspa
Los limones pueden exfoliar las escamas que están asociadas con la caspa. Rocíe el pelo con la mitad del jugo de un limón, guarde la otra mitad y mézclela con dos tazas de agua caliente.
Retire el shampú de limón de su pelo y siga con el enjuague de limón y agua caliente. Masajee su pelo y enjuague con agua limpia. (enplenitud.com)